sábado, 1 de junio de 2013

Samuel Doria Medina y Juan Del Granado quieren derrocar a Evo Morales

Ambos se consideran la alternativa a Evo Morales, ambos creen también que el MAS se agotó políticamente y es hora de un recambio, sin embargo no ven de la misma forma como se debe llegar a ese momento. Para Samuel Doria Medina la palabra clave es la unidad, mientras que Juan del Granado prefiere apostar por sangre nueva, dos miradas para un mismo objetivo: sacar al actual presidente del poder.

Radio Fides entrevistó este viernes a dos de los políticos más reconocidos de la oposición, que además de compartir la ambición de llegar a Palacio de Gobierno son también blanco favorito de los adjetivos que llegan desde el oficialismo, ya sea desde los más altos cargos hasta los dirigentes menos conocidos.

La unidad bajo el modelo venezolana

Samuel Doria Medina quiere recuperar, por no decir imitar, el modelo venezolano que puso a Henrique Capriles y a la Mesa de la Unidad Democrática, al borde de derrotar al chavismo: quiere unir a todos los partidos políticos en un todo que tenga como objetivo derrotar a Evo Morales, para ello cree que convocar a unas primarias y respetar la decisión que se asuma es fundamental.

Doria Medina ya fue parte de experiencias regionales que dieron muy buen resultado, la Alcaldía de Sucre y la Gobernación del Beni quedaron en manos de la oposición y fueron una dura derrota política para el MAS, es imposible hablar de estas experiencias sin mencionar al gobernador cruceño, Rubén Costas y al ex gobernador beniano, Ernesto Suárez.

“Rubén Costas y Ernesto Suárez han mostrado su interés en ser parte de una alianza nacional, ellos están trabajando para formar un partido, el Movimiento Democrático y Social, porque tanto Rubén tiene una agrupación regional (Verdes), y Ernesto tiene otra (Primero El Beni) y ambos han mostrado su interés de ser parte de algo nacional y nos vamos a reunir en los próximos días y está claro que vamos a trabajar para lograr ese proyecto de unidad”, dice Doria Medina.

El empresario cementero, candidato dos veces a la Presidencia del Estado con UN, es optimista en que el proyecto de unidad es posible y que se puede lograr una consulta previa para elegir el candidato, encuesta cuyos resultados está comprometido a respetar, es decir abandonar la carrera electoral si no es escogido como postulante de la oposición.

“No tendría sentido hablar de consultar a la población, de hacer primarias, de hacer encuestas si uno no está dispuesto a someterse a ese resultado, nosotros hemos dado pruebas claras de que así lo hemos hecho, en el Beni había 13 candidatos y salió que Carmelo Lens era el que tenía más apoyo y 11 candidatos aceptaron, yo fui el primero que lo apoyó”, aseveró el precandidato.

Unidad sí, neoliberales no

Juan Del Granado no cree que esta sea la fórmula ganadora, pero tiene en su contra dos duras derrotas: en las elecciones en el Beni en 2013 el candidato que apoyó no llegó ni al 3% y dos años antes en Sucre el postulante que fue con la fórmula del MSM apenas tuvo un 2,4% de apoyo. En ambos casos se negó a ser parte de un bloque único opositor.

A su favor tiene que el 2010 le arrebató varias Alcaldías al MAS, consiguió concejales en la gran mayoría de los Municipios del país y ratificó su supremacía en La Paz, lo que los llevó a autodenominarse la segunda fuerza política del Bolivia.

Estas cifras, favorables y desfavorables, no inquietan a Juan Del Granado, el ex alcalde evita que lo llamen candidato presidencial, pero es un secreto a voces que será él quien encabece la fórmula del Movimiento Sin Miedo para enfrentar a su otrora aliado Evo Morales.

Del Granado no quiere saber nada de alianzas con gente a la que identifica como de derecha, lo dice sin remilgos: Samuel, Costas y los demás que se unieron en elecciones regionales son representantes de la política neoliberal que el pueblo decidió expulsar mediante las urnas en las elecciones de diciembre de 2005.

“Tenemos que superar el pasado, no tenemos que volver al pasado neoliberal, al pasado autocrático, al pasado discriminador, estamos en la construcción de una nueva opción. El país en su conjunto no va a querer volver a un pasado que nos hizo enorme daño, como enorme daño nos está haciendo la desvirtuación del proceso que se inició el 2006 y el presente actual tan gravoso para el país”, asegura el líder del MSM.

Juan Del Granado prefiere hacer alianzas con pequeños grupos sociales de la comunidad, él mismo lo denomina “política de apertura” cree que ahí está la clave de la victoria en 2014, esto sumado a una construcción orgánica de su partido político que permita que al interior del mismo sea la democracia quien elija a sus candidatos y representantes.

“Hasta el momento tenemos doce alianzas suscritas con organizaciones de la comunidad, con agrupaciones ciudadanas, con dirigencias sectoriales en la perspectiva de construir no solamente la unidad en abstracto o en la sigla sino en la perspectiva de construir una vigorosa unidad en torno a una propuesta programática que tiene el Movimiento Sin Miedo y que sea una fuerza capaz de enfrentar y derrotar a Evo Morales”, reconoce el ex alcalde paceño.

Juan Del Granado y Samuel Doria Medina hablan del recambio necesario y de la unidad a su manera, son dos viejos políticos, tan o más antiguos que el propio Evo Morales y ambos además de compartir su ambición por derrotarlo comparten también un pasado partidario, ambos fueron en su momento miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionario, partido del que hoy reniegan y del que se persignan al escuchar su nombre.

Radio Fides

0 comentarios:

Archivo