martes, 16 de octubre de 2012

Consejos para prevenir la várice - Mujeres

Las várices son dilataciones de las venas y, aunque las más comunes son las de las piernas, lo cierto es que pueden presentarse en cualquier vena del cuerpo. Las várices pueden diagnosticarse a través de estudios que ayudan a determinar la circulación y el volumen de sangre, entre otros. Los más comunes son: el doppler, el dúplex y la plepismografía. “Existen las várices anales que son las hemorroides, las que aparecen en los testículos del hombre, conocidas como varicocele, y las arañitas que aparecen en la cara debido a la exposición solar”, explica el médico cirujano Nelson Peña, experto en su tratamiento. Todas generan molestias. Lo mejor es prevenirlas. 

1. Causa 

El factor hereditario influye en la aparición de las várices. 

La mujer es más propensa a sufrir de várices debido a la presencia del estrógeno, la hormona femenina. 

La maternidad. 

Estar de pie durante largas jornadas. 

El uso de fajas y ropa ajustada impide el retorno de la sangre de las piernas al corazón. 

El sedentarismo. 

El uso de tacones. 

Consumo excesivo de harinas refinadas y azúcares. 

2. Prevención 

La práctica regular de ejercicio 

Evitar la ropa apretada 

Las mujeres con problemas de várices deben evitar planificar con hormonas. 

Evitar estar de pie durante tiempo prolongado. Si se trabaja sentado muchas horas al día, es recomendable hacer movimientos con las piernas, subir y bajar escaleras y hacer cuclillas. 

En lo posible, evitar los zapatos de tacón. 

Controlar las harinas y los azúcares. 

3. Tratamientos más utilizados 

Escleroterapia: Es un procedimiento que consiste en inyectar la vena con una sustancia esclerosante. Esto hace que se produzca un sellamiento de la vena. Se realiza con frecuencia para tratar las várices tipo “arañita” que aparecen en el rostro y piernas. 

Microespuma: Es un procedimiento durante el cual se aplica una sustancia esclerosante con CO2 para producir un gas que sella las venas. Se emplea para venas superficiales, en venas más grandes no es recomendado. 

Cirugía: Se recurre al procedimiento quirúrgico para tratar venas muy grandes. 

Láser: Por medio de procedimiento quirúrgico se introduce un catéter que sella la vena. 

Fleboterapia regenerativa: Es un procedimiento mediante el cual se inyecta un líquido en las venas que disminuye su calibre. Es uno de los tratamientos más modernos para tratar las várices. Evita la cirugía y ayuda a contraer las venas dilatadas. 

Medias gradientes: Ayudan a disminuir la presión en las piernas y permite una mejor circulación. 

Recuerde: 

Todos los tratamientos para las várices pueden presentar morados, pigmentación y retención de sangre que se manifiesta con pequeños bultos. Las várices deben ser tratadas para evitar ciertas complicaciones como la flebitis, la tromboflebitis, el eczema y las úlceras varicosas. 

Cromos


Bolivia TV en vivo y directo:

Archivo