Consejos para dormir bien durante la noche

Cansancio, hormigueo y desviaciones de postura a largo plazo pueden ser las principales consecuencias de dormir en una posición inadecuada. Además de dolores y contracturas musculares en la región de la cabeza, cuello y espalda. La especialista en rehabilitación neurológica de Neurocenter, Sandra Alexandre, enfatiza en factores como los elementos y las posiciones que se utilizan al momento de dormir.

Colchón y almohada. El colchón debe ser firme, de acuerdo a su peso, altura y si duerme solo o acompañado para poder respetar la alineación natural de su columna. En referencia a la altura de la almohada, señala que la correcta es aquella que le permita mantener el cuello en el eje de la columna dorsal, evitando que caiga. Normalmente, esta posición requiere que la almohada sea algo más alta que en el caso de dormir hacia arriba. Esta altura debe ser equiparable con el hueco que se forma entre su hombro y el lateral de la cabeza. "Si este elemento es más alto o más bajo, corre el riesgo de sufrir contracturas cervicales o lesiones", detalla la profesional.

Prevenga futuras enfermedades. La experta recomienda adquirir buenos hábitos e intentar cambiar la posición de forma gradual a una postura más adecuada (ver recuadros). Para que el cambio no sea tan radical y, por tanto, no nos cueste más amoldarnos, lo ideal es intentar dormir de costado. Si le dificulta dormir en otra posición, nuevamente el uso de almohadas adicionales ayuda a disminuir el estrés en la pelvis y en el área lumbar. "Personas con hernia discal tienen que recurrir a esta postura para hacer espacio en sus vértebras", especifica Alexandre.

Evite. Evite dormir de boca abajo o decúbito ventral, ya que dicha posición pudiera parecer la más confortable, pero es una pésima opción para la columna.

Boca arriba. Si duerme de barriga hacia arriba o decúbito dorsal coloque una almohada debajo de su rodilla, para relajar los músculos y disminuir la tensión entre las vértebras. La rodilla debe estar ligeramente flexionada o doblada evitando así los dolores en la parte baja de la espalda y utilice una almohada no muy alta, para no forzar su cuello.

De un lado. Si duerme de un lado ponga una almohadilla entre las dos rodillas para mantener la columna en una alineación perfecta, posicione el hombro al frente o detrás del pecho.

No hay comentarios: