Panetones con estevia made in Bolivia

Cuando falta menos de un mes para la celebración de la Navidad, las industrias panificadoras, centros de abasto y supermercados de La Paz ya ofrecen una amplia variedad de panetones.

Además de los sabores tradicionales, este año llaman la atención productos elaborados con estevia en vez de azúcar y otros con especias alemanas.

Hay muchas versiones sobre el origen del popular postre navideño que se popularizó en el país en los años 70, la mayoría apunta a que nació en Italia hacia finales del siglo XV.

En un recorrido realizado ayer por comercios del centro de la ciudad y las zonas Max Paredes y Villa Fátima, se observó que la variedad en sabores es amplia, así como en la presentación y el costo de los panetones. Los precios varían entre 12 a 120 bolivianos.

Este año, Industrias Irupana ofrece tres tipos de panetones: con estevia, integral e integral andino. Según sus propietarios, son alimentos saludables.

El panetón con estevia es recomendado para personas que padecen de diabetes. Además, tiene pasas rubias, ciruelos y jengibre. La unidad cuesta 34 bolivianos.

El integral contiene harina especial, pasas, almendras y nueces. Su costo es de 25 bolivianos. El integral andino tiene como base harina integral, quinua y miel de abeja. Los comerciantes resaltan el alto valor nutritivo de este producto.

Bauducco, una industria brasileña, puso a la venta en el mercado el Mini Panettone, cuyo costo es de 12 bolivianos. Contiene frutas abrillantadas y pasas. “Es una porción personal”, dice Angélica Montaño, vendedora de la calle Buenos Aires, que además ofrece, de la misma marca, panetones familiares con chispas de chocolate a 72 bolivianos.

Elisa Choque, comerciante del mercado de Villa Fátima, vende panetones con chispas de chocolate, los favoritos de los niños, según dice. La unidad cuesta 55 bolivianos.

La Fundación Arco Iris este año apuesta por los panetones con sabores internacionales. Ana Vargas, administradora de Unidades Productivas, cuenta que elaboraron dos variedades: “uno es al estilo italiano, con frutas, pasas y almendras, y el Stolen, que contiene especias alemanas”. El primero cuesta 30 bolivianos y el segundo 45.

El panetón peruano D’onofrio tiene una presentación especial, viene en un recipiente de metal con diseños típicos de Navidad. El supermercado Ketal lo vende en 120 bolivianos.

Página Siete

No hay comentarios: