Ruben Costas fustiga al Gobierno como totalitarismo masista

Santa Cruz.- Después de mucho tiempo ayer se vio una multitudinaria concentración en la plaza 24 de Septiembre de la ciudad de Santa Cruz.

En la oportunidad, el gobernador Rubén Costas volvió al discurso encendido y se refirió al oficialismo como “peligroso”.

Asimismo, calificó a la Ley Marco de Autonomías como una ley infame, la cual cumplió dos años derrocando a más de 10 de los mejores alcaldes de Bolivia y gobernadores de departamentos como Tarija y Beni, opositores al Gobierno, para que esos cargos sean ocupados por usurpadores ilegítimos, instaurándose en el país el “totalitarismo masista”.

Manifestó que esta actitud del Movimiento Al Socialismo obedece a la incapacidad de ganar elecciones mediante el voto popular, avasallando los puestos de poder sin ningún respeto a la democracia y la autonomía que fue un voto del soberano y “la esencia de la bolivianidad”.

Para Costas, con este régimen del gobierno nacional, lo único que logró fue un clima de conflictos con el gasolinazo, marchas de protesta como la del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, Tipnis, y un país “ensombrecido por la corrupción y el narcotráfico”.

Denunció que el MAS quiere tomar la Gobernación de Santa Cruz con la finalidad de tener todo el poder político del país sin ningún respeto a la independencia de los Asambleístas, por lo que dijo que ya no se vive en democracia, “porque el MAS está matando la democracia”.

Por último, sostuvo que ante el azote del totalitarismo del oficialismo, se usarán todas las armas para luchar por la democracia desde la plaza 24 de septiembre.

Enarbolando la tricolor y banderas verde y blanco, una multitud de ciudadanos cruceños se concentraron en la plaza 24 de septiembre y de acuerdo a cálculos preliminares la concentración superó las 200 mil personas.

La figura de Costas que comenzó a debilitarse desde aquella reunión con el presidente Evo Morales en septiembre de 2008, cuando decidió devolver las instituciones estatales tomadas por la fuerza, cobró vigor nuevamente ayer.

“Ésa fue la gran traición a todos los que soñaron con la autonomía y que participaron activamente en la departamentalización de las instituciones. Ahí nos negó a todos los que creímos en él alguna vez”, dijo entonces la analista Eva Laundau.

Entre el 9 y el 13 de septiembre de 2008, más de 50 entidades estatales fueron tomadas en Santa Cruz por autonomistas. Desde entonces perdió el apoyo de la institucionalidad cruceña. La Unión Juvenil Cruceñista, dividida en bloques oficialistas y opositores, fue una de las primeras en quitarle su respaldo. Ahora parece querer recuperar el terreno perdido.

El Diario

No hay comentarios: