martes, 1 de julio de 2014

Juan Del Granado y Adriana Gil quieren gobernar Bolivia

La candidata a la vicepresidencia por el Movimiento Sin Miedo (MSM), Adriana Gil, afirmó que no es posible el matrimonio entre las personas del mismo sexo porque se trata de un sacramento instaurado por la Iglesia Católica, sin embargo, apoyó la idea de la legalización de la unión civil de los gays con fines jurídicos y legales en Bolivia.

Las relaciones de las personas de diferente opción sexual “son una realidad, pero el matrimonio quiere decir sacramento y es un patrimonio de la Iglesia Católica, entonces tampoco podemos invadir a una institución que sabemos que no lo va permitir. Pero sí creo que las personas gays, las lesbianas, el colectivo, puedan ir ante un notario y puedan hacer una unión igualitaria en lo legal y jurídico, porque muchas veces estas personas trabajan toda su vida, una de ellas muere y la otra ni siquiera puede heredar sus bienes”, dijo Gil, en una entrevista concedida al programa En Directo de la Red ERBOL.

Gil, exaliada del Movimiento Al Socialismo (MAS) y actual diputada de Convergencia, se declaró como una persona querendona de toda la comunidad gay y aseguró que dentro de su proyecto político está la inclusión de todos los que asumieron su sexualidad diferente.

“Queremos abrazarlos, hacerlos partícipes de las decisiones. Hay que empezar a tomar estos temas con naturalidad, porque son personas muy buenas, yo celebro que en contra de sociedades tan perversas existan muchas personas con la valentía de decir ‘yo soy feliz así y quiero que la gente me acepte así’”, enfatizó.

Indicó que es muy valorable que la gente pueda asumir contra viento y marea su sexualidad, su preferencia. “Yo cuento con amigos gays que para mi son como hermanos, entonces conozco sus corazones y esto del racismo o la discriminación tiene que parar”, recalcó.

Aborto

Sobre la legalización o no del aborto, la candidata del MSM no fue clara y solamente se limitó a decir que siempre será una mujer que amará la vida por sobre todas las cosas, pero también “soy muy respetuosa de las decisiones que toman las personas”.

Sin embargo, expresó que la falta de comunicación en los hogares, la ausencia de una educación sexual, y planificación familiar contribuyen para que una persona opte por el aborto.

“Tengo postulados que sí son cristianos, por eso me gustaría trabajar más para no llegar a ese momento (del aborto), si no más bien evitar. Me gustaría que los métodos de anticoncepción estén al alcance de todas las mujeres”, afirmó.

Impuesto a los cocaleros

La candidata también planteó aplicar un impuesto a los cocaleros del país porque considera que todos los habitantes del Estado boliviano deben tributar acorde a lo que ganan.

“En este momento tenemos una Federación de Cocaleros muy poderosa y que no tributa. Todo el mundo tiene que tributar acorde a sus ganancias, vos tributas, yo tributo, todos tributamos ¿Por qué estas ganancias que generalmente van a lo ilícito, no tributan? Esa es la pregunta del millón”, manifestó.

Señaló que en el país se requiere una verdadera voluntad política para que los cocaleros tributen.

Narcotráfico y el retorno de la DEA

Indicó que el narcotráfico en el país es un gran flagelo que provoca la estigmatización de los bolivianos en general.

“Creo que la única forma que podemos despenalizar la hoja de coca es con una lucha real contra el narcotráfico, pero desde el gobierno. Ahora el narcotráfico se expandió, se encontraron fábricas en Montero, Yapacaní, hay droga en las escuelas”, lamentó.

Agregó que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) puede retornar a Bolivia porque es la organización con más experiencia en el tema.

“La DEA es la organización con más experiencia en la lucha contra el narcotráfico y creo que puede venir (o volver) al país, porque nos puede cooperar, pero también nos puede ayudar en este tema Brasil, Europa, no sólo los americanos (estadounidenses)”, aclaró.

Aunque después declaró que debemos ser agradecidos con los Estados Unidos porque es un país que otorgó becas a muchos bolivianos e implementó programas de salud en nuestro territorio. “No hay que ser malagradecidos, no es tiempo de pelearnos con el mundo exponiendo falsos discursos antimperialistas, cuando estamos comiendo de lo imperialista, cuando vestimos de lo imperialista”, sentenció.

Autonomía y la sede de gobierno

Aseguró que la autonomía es buena porque en el país se necesita descentralizar muchas cosas para que los más pobres sean los que se beneficien y por ello considera que la municipalidad es una muy buena opción.

“Pero eso no quiere decir que a La Paz se va quitar su sede de gobierno y su importancia. La Paz es una ciudad que amo, me siento hija de esta ciudad, es profundamente desarrollada, limpia, es segura, me encantan sus cebras, sus buses de transporte masivo, tienen puentes trillizos hermosos, jardines que ni en Santa Cruz tenemos, tienen lugares turísticos hermosos”, dijo.

Pero –agregó– a Sucre, capital del Estado Plurinacional, se debe dar más apoyo para que sea una ciudad más atractiva y productiva.

“No hay que abrir viejos debates sobre la sede de gobierno, si no hay que ver el futuro, La Paz es pues una ciudad líder, qué vamos hacer, es una realidad, me encanta la gente informada de esta ciudad, si usted se sube a un minibús verá gente que lee periódicos, gente que escucha radio, esta es una ciudad altamente politizada y como política me encanta La Paz, soy una enamorada de La Paz”, insistió.

Sueldos

Sobre su propuesta electoral de mejorar los sueldos del sector salud, policías y maestros, Gil aseguró que no se trata de una idea demagógica.

“El único que aquí hace demagogia es Evo Morales. El triplicar el sueldo a policías fue una propuesta de Fuerza Demócrata, fue una propuesta mía, porque yo creo que la policía debe ganar bien. Juan del Granado es muy respetuoso y yo como Adriana Gil me hago cargo de que los policías ganen bien, yo quiero eso”, manifestó.

Asimismo, acotó que la gente que trabaja en hospitales públicos debe ser bien pagada para que los buenos médicos no sigan yéndose a sus consultorios privados a prestar el servicio.

“Si se pagara bien al sector salud, los buenos médicos creo que no se tendrían que ir a los consultorios privados y se quedarían en los hospitales públicos, como en otros países, para atender a la gente”, declaró.

Sostuvo que los profesores también merecen ganar mucho más de lo que actualmente perciben porque en un país que mira adelante, los trabajadores deben percibir una remuneración económica en función a sus responsabilidades.

“Creo que uno tiene que ganar en función a sus responsabilidades y el maestro tiene la responsabilidad de educar a toda una sociedad y es una responsabilidad muy grande, nuestro país es el único que paga sueldos de hambre, miserable ¿Un parlamentario pude vivir con el sueldo de un maestro?”, apuntó.

Erbol

0 comentarios:

Archivo