The Strongest, y Universitario en la final de Bolivia

The Strongest, de La Paz, y Universitario, de sucre, clasificaron a la final del torneo Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano gracias al “gol d oro”. Pese a que ambos equipos perdieron ante Oriente (0-1) y San José (0-1), respectivamente, la diferencia de gol les dio el boleto a la gran final que comenzará a jugarse el domingo, en el estadio Hernando Siles, de Miraflores. El compromiso de vuelta se disputará el miércoles 21, en el estadio Patria, de Sucre, y en caso de empate en puntos, se dilucidará la corona en campo neutral.

Tal cual estaba anunciado, fue un partido emotivo, electrizante y dramático de principio a fin. El compromiso se desenvolvió en un ambiente tenso y de mucha presión para los protagonistas que dieron lo mejor de sí para bien del espectáculo que, por las emociones fue grato, pero en materia futbolística ninguno estuvo acertado.

El cuadro atigrado con un buen planteamiento conservador, entre desorden y fuerza de sus jugadores impidió que Oriente convirtiera goles que hubieran provocado su eliminación.

El Tigre aguantó con firmeza los ataques del elenco cruceño, que por su lado jugó contra el tiempo, la presión y un rival seguro de lo que deseaba en Santa Cruz. El plantel gualdinegro está cerca de su objetivo principal gracias a la voluntad de sus jugadores para correr por toda la cancha dejando sin espacios al rival y colocan su divisa junto a la de Universitario de Sucre en la gran final.

Oriente Petrolero se excedió en el juego aéreo no sólo con centros para buscar la cabeza de Alejandro Delorte, sino en los toque en media cancha y pases largos en lugar de salir desde su mitad de la cancha con el balón dominado. Esta actitud perjudicó la generación de juego y hacía más sencilla la labor del Tigre para anular el ataque.

Las dos veces que dio resultado esta técnica en el primer tiempo fue al minuto de iniciado el compromiso con un balón suelto que tomó Wílder Zabala y dentro del área remató un balón con destino de gol pero Jair Torrico impidió que el balón cruzara la línea de sentencia. Cerca a los 15`minutos Miguel Hoyos se anticipó en un centro a los defensores, y al mismo arquero Daniel Vaca, su remate salió por encima del travesaño.

La velocidad de Juan Carlos Arce volvió a ser fundamental y en una avivada del “Conejo” “inventa” un penal dentro el área atigrada fingiendo que le habían dado un golpe en la cara cuando el manotazo de Luis Méndez fue en el pecho y fuera del área, pero ya estaba decretada la pena máxima. Después de perder el tiempo por ubicar el balón, dos tarjetas amarillas y los silbidos del público Gualberto Mojica convirtió la conquista a los 34`.

Después Oriente bajó el ritmo y The Strongest se consolidó en la contención.

En el complemento, para colaborar a Delorte y que se dedique a esperar un balón dentro del área el técnico Carlos Ramacciotti recurrió a Alcides Peña con la intención de que desborde por un costado y Arce por el otro. Esta idea no surtió efecto porque la defensa atigrada estaba insuperable y desbarató toda acción ofensiva de rival.

Hubo un descuido en la zaga aurinegra cuando Luis Méndez salió lesionado, Arce desbordó y sacó un centro que pasó por el área chica y Peña no pudo empujar la pelota hacia el fondo del arco desprotegido cuando faltaban diez minutos para el final.

Las emociones aumentarían porque minutos después de esa jugada Alejandro Chumacero tuvo una gran oportunidad de empatar, su disparo encontró bien parado al arquero Alex Arancibia. De esa manera el Tigre llevó zozobra sobre el arco albiverde. En los minutos finales el Tigre presionó al rival para hacer retroceder y evitar que consiga el segundo tanto esperando el pitazo final para festejar su clasificación, fruto del esfuerzo y la garra de los jugadores.

El Diario

No hay comentarios: