viernes, 22 de noviembre de 2013

Consejos para no temerle al Matrimonio - Parejas

Tener miedo al compromiso es algo muy común en las personas, quizás por el temor a perder la soltería, pero es un periodo que no dura mucho tiempo y la persona llega a contraer nupcias. Sin embargo cuando se convierte en una patología la gamofobia o miedo al matrimonio, generan angustia, ansiedad, las personas se aíslan, además de afectar otras áreas de su vida comienzan a generarle dificultad de relacionarse con su pareja. La psicóloga y terapeuta de pareja y familia, Fanny Parrado, señaló que tanto en hombres como mujeres puede presentarse esta patología, por ello es fundamental buscar la ayuda con especialistas para identificar las causas.

Por qué existe el miedo a comprometerse. Es posible que este miedo tenga raíz desde la historia personal, ya sea con hechos relacionados con la familia o relaciones disfuncionales donde se evidenció infidelidades, divorcios, abandonos, violencia física y psicológica. "Existe un temor que es más inconsciente a repetir la misma experiencia, también puede influir sus experiencias negativas, con sus parejas que le hayan hecho vivir episodios de mentiras, infidelidades, y si las rupturas fueron muy traumáticas, predispone a la persona a distorsionar las relaciones de pareja, o evaluar el matrimonio como algo negativo’ enfatizó Parrado.

Cuáles son los síntomas. La gamofobia como patología es el miedo irracional y persistente al matrimonio, puede ir acompañada de actitudes evasivas, angustia, ansiedad cuando se habla sobre el tema así como síntomas psicosomáticos como taquicardia, sudoración excesiva, dificultad al respirar, malestares estomacales, dolores de cabeza, etc, estos síntomas se presentan cuando sienten presión a concretar su relación en un matrimonio.

En quien es más frecuente. Es posible que estas sintomatologías las padezcan más las mujeres, aunque en los varones se puede manifestar como el miedo a perder su libertad y autonomía personal, de acuerdo a su estilo de vida liberal que puedan tener.

Buscar ayuda. Como la mayoría de las fobias, la gamofobia puede ser tratada e incluso superada si se emplea el tratamiento adecuado. "El gamafóbico deberá tener alguien con quien hablar de sus problemas y conocer los beneficios y las desventajas del matrimonio. Puede ser necesario que la persona afectada por gamofobia acuda a un terapeuta profesional especialista en salud mental. Es importante que tú o tu pareja, en el caso de que sea tu pareja la que sufra fobia al matrimonio, entiendan la situación y ayuden a superar ese miedo irracional a casarse, buscando ayuda profesional inmediata", señaló la psicoanalista y sexóloga, Liliana Zabala.

0 comentarios:

Archivo