martes, 16 de junio de 2020

Alteños de calidad: ‘de lo dental a lo musical’

16 jun.- El Alto una ciudad creciente y pujante, cuna de grandes personajes que llenan todos los aspectos creativos como laborales, hoy compartimos información sobre Roberto Carlos Velasquez quien tiene un consultorio dental en la Av. Juan Pablo II, lugar donde denota sus conocimientos adquiridos a nivel de especialidad en odontología en el área de Ortodoncia en México y Estados Unidos, sin embargo no hablamos de Rhobess Pierre (como es conocido en el mundo artístico) por sus habilidades en salud dental, si no por sus habilidades como Músico, nuestro personaje alteño inicia su travesía por la música en el año 1989 trabajando como músico folclórico, fundando el Grupo Generaciones de quienes el producto discográfico más representativo es el álbum “Seamos Amigos” donde Rhobess plasma dos composiciones en ritmos de Morenada y Huayño, pasado este periodo al trasladarse a Cochabamba forma parte de ensambles corales, acción que repite en México y Estados Unidos para a su retorno a territorio nacional continuar con este ejercicio musical en un coro paceño. A partir del 2004 se establece como músico independiente, solista, compositor o como muchos los llaman cantautores a pesar de que Rhobess Pierre no se dedica a la Trova.

En una noche de veladas culturales al entrar en un café lleno de antigüedades, con un piano en el fondo, fotografías, mapas y muchos detalles en la sala estaba Rhobess Pierre acompañado de su guitarra, un juego de parlantes y una computadora encargada de articular una variedad de ritmos latinoamericanos, la computadora se convertía en la banda que lo acompañaba tomando en cuenta que solo tocaba su guitarra se podía escuchar una gama de instrumentos que eran lanzados como base de sus canciones, estos instrumentos se convierten dentro de la pc en diferentes secuencias musicales gatillados al mismo tiempo lo que da la sensación de una banda, lo interesante es que al sumarse un músico invitado se dio la posibilidad de eliminar la secuencia del bajo y permitió que se sumé el músico con su instrumento en vivo, aclarándome que no se trataban de pistas como las de un karaoke, la voz y la guitarra priman en el sonido que te transporta no solo por la belleza musical, sino también pude ser transportado por el relato poético de la letra, escuchar canciones con contenido secuencial e histórico permite al imaginario no solo disfrutar de la música dando la posibilidad de la construcción de una historia narrada o cantada según quien la escucha. Al terminar me acerco a indagar un poco y resulta que Rhobess Pierre no solo es artista musical, es también actor y narrador escénico, lo que me explica lo mágico de su encuentro… al salir me quede con la sensación de no solo haber estado en un concierto, me retiro con el estremecimiento de haber estado en una puesta en escena con tintes teatrales superditados a la música.

Por: Jimmy Gira Angelo


0 comentarios:

Archivo