jueves, 17 de abril de 2014

Alteños no acostumbran visitar iglesias

El Alto, 17 de abril de 2014.- Si bien la tradición nocturna del Jueves Santo consiste en recorrer siete templos; una buena parte de la población alteña no acostumbra hacerlo y los que lo hacen, sólo visitan uno o dos, debido a la distancia que existe entre un templo y otro. La comunidad católica, pese a esto organiza la celebración de este tiempo de reencuentro espiritual con liturgias y misas en cada uno de los templos.

Las iglesias con mayor cabida esta noche son la Iglesia Corazón de Jesús, ubicada en Villa Dolores, Santa María de los Ángeles en la zona 16 de Julio, Espíritu Santo en Rio Seco, San Pablo en Villa El Carmen, Pio X en Ciudad Satélite y Don Bosco en la Avenida Cívica.

Agenda parroquial

La Iglesia Católica invitó a la comunidad de El Alto a participar de las celebraciones y diferentes actividades programadas para compartir un espacio de vivencia y acercamiento a Cristo.

El Monseñor de El Alto, Fernando Vascopé mencionó que hoy se llevará adelante la misa crismal donde se bendicen los oleos y el crisma (aceite santificado) para la consagración de los sacramentos durante todo el año y renovación de promesas sacerdotales.

“El oleo consagrado es el perfume que significa en realidad el bálsamo de Cristo que nos unge, nos consagra y nos hace nuevos Cristos de él”, expresó Monseñor.

En tal sentido la misa de este jueves es muy importante, porque la iglesia ofrece a sus fieles los sacramentos para ser nuevos cristianos.

Días Santos

El jueves por la noche se solemniza una misa en cada templo, donde se recuerda la Cena del Señor. “Representa el amor de Dios que desciende sobre el hombre para lavarle el corazón”, dijo Vascopé.

El viernes es el día de la pasión del señor donde la iglesia celebra el Viacrucis, el sermón de las siete palabras del Cristo y hace la adoración de la cruz y procesión con el santo sepulcro.

El sábado es el “Día del gran silencio” en espera de la vigilia de la resurrección del señor. Por la noche la iglesia celebra la vigilia pascual con el signo del fuego, que es la luz de Cristo y el agua para el bautismo. Se celebra oyendo la eucaristía y esperando que Dios responda a la promesa de resucitar a Cristo.

Y finaliza el Domingo de Resurrección con las misas pascuales en los horarios habituales.

Texto y fotos: Alberto Medrano
Contactos: medranoprensa@gmail.com

0 comentarios:

Archivo