miércoles, 4 de diciembre de 2013

Consejos para dar besos - Pareja

Dime cómo besas y te diré cuánto durará la relación, en eso se resume un estudio realizado por un grupo de científicos que publicó su informe en Archives of Sexual Behavior. El documento da cuenta de que los besos indican cuándo y quién se perfila como ese compañero o compañera ideal, la intensidad, la forma y el lugar dicen mucho sobre la pareja, pues se fusionan el gusto, tacto y el olfato. Aquí algunos consejos básicos.

Intensidad. Para la psicóloga Raquel Carrillo, los besos en una relación expresan amor, cercanía, afecto y hasta necesidad por ese ser querido. "Besar a tu pareja tiene un significado que va más allá de ir a la cama y tener sexo. Para la mujer, por ejemplo, basta con un beso tierno para saber que su compañero la ama. En cuanto al tiempo, intensidad eso dependerá del momento o lugar donde se encuentren para darse ternura o fungirse en un solo cuerpo en la intimidad", apuntó la profesional. Acotó que esta forma de expresión puede llegar a resolver muchos problemas en una relación.

Entrega. "Un buen beso te atrae o te aleja de la persona, porque es un primer lazo de unión entre ambos. En el caso de los adolescentes, muchos chicos y chicas dejan a sus cortejos porque dicen que no saben besar, cuando lo cierto es que no hay química entre ellos y lo mismo suele ocurrir en parejas adultas cuando la magia del amor terminó, que ni los besos ya tienen gusto", señaló Carrillo.

Diario. A su vez la psicoterapeuta, Luisa Morales, señaló que en una relación ya formada, los besos son como el pan de cada día. "Es una herramienta vital para mantener la unidad, más allá del acto sexual, un beso significa pertenecer a ese alguien especial en nuestra vida. Los varones besan más antes de tener sexo. Sin embargo, la mujer los espera con mayor intensidad después del acto sexual", expresó la profesional. Ambas coinciden de que los “piquitos” ya sean públicos o en la intimidad te dan pautas del termómetro que mantiene a una pareja unida. Aquí algunas formas de besar que hay que poner en práctica para mantener viva la magia del amor.

Beso inclinado. Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa. La dulzura y el afecto son las emociones principales que se transmiten con este beso.

Beso ladeado. Cuando las cabezas de los dos se inclinan en direcciones opuestas y en esta postura se produce el beso. Esta posición permite un mejor contacto de los labios.

Beso para. Encender la llama. Es el beso en las comisuras de los labios para encender el amor.

Beso superior. Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior.

Beso directo. Cuando los labios de los dos se unen directamente y se subsionan como si fuera una fruta. En un tipo de beso lo importante son los labios que se mordisquean y se acarician con la lengua.

Beso palpitante. Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo la boca y las comisuras.

Beso broche. Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los de su amante, se llama beso broche. Si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías, la lengua o el paladar del otro, se llama “lucha de la lengua”.

0 comentarios:

Archivo