martes, 19 de febrero de 2019

Piercing de la desgracia

Todo empezó cuando la joven de 20 años se percató de un supuesto grano, unos días después de ponerse el piercing.

La joven de nombre Layane se notó la nariz roja por lo que pensaba que era por el que parecía un grano, pero le dio fiebre ella misma se puso pomadas y a la semana desapareció.

Sin embargo otro día Layane se despertó con mucho dolor en la espalda, ella no le dio importancia porque creyó que era algo muscular. Me tomé un remedio, pero el dolor seguía ahí, intenso

Hasta que su madre la llevó a la farmacia, la inyectaron y el dolor desapareció. El dolor desaparecía por momentos, fue sometida a revisión de rayos X en la zona del dolor, pero el especialista no vio nada anormal en la zona.

Lamentablemente 24 horas después la joven de 20 años de edad no podía caminar.

Gente


0 comentarios:

Archivo