sábado, 9 de noviembre de 2019

Motín coloca en jaque a Evo Morales y su Gobierno

9 nov.- Policías de siete de las nueve ciudades capitales y otras intermedias del país se amotinaron ayer contra el presidente Evo Morales, mientras la oposición exige en las calles su renuncia tras su cuestionada reelección.

La primera en rebelarse fue la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de la ciudad de Cochabamba y poco después se amotinaron los comandos de la policía de Sucre, de Santa Cruz, rica región del oriente del país y bastión opositor, luego Trinidad.

“Estamos amotinados”, dijo escuetamente y con el rostro cubierto un policía de la UTOP, unidad encargada de reprimir manifestaciones.

“No fraude. ¡Fuera Evo Morales!”, era el texto de una pancarta acompañada de una imagen del presidente del Estado que era sostenida por policías en el techo del inmueble donde funciona la UTOP, ubicado en la céntrica avenida Heroínas de la Coronilla, a una cuadra de la plaza 14 de Septiembre.

Los efectivos de la UTOP fueron los primeros en amotinarse ayer por la tarde, a ellos se sumaron agentes de otras unidades policiales entre clases, suboficiales y oficiales de la institución del orden, entre ellos el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Yury Tapia, quien llegó al lugar en una motocicleta y era vitoreado y aplaudido por los cientos de vecinos que se dieron cita para respaldar la medida de los uniformados.

En tanto, un grupo se subió al techo de la UTOP y con los brazos en alto y haciendo flamear una bandera boliviana saludaron a los movilizados que gritaban ¡motín policial, motín policial!

Los ciudadanos que llegaron al lugar instalaron una vigila permanente y encendieron una fogata para no permitir el ingreso de jefes policiales o emisarios del Ministerio de Gobierno para persuadir a los amotinados a que levanten su medida.

Además formaron tres cinturones de seguridad ante rumores de una posible intervención militar al cuartel de la UTOP, que hasta el cierre de la presente edición no se había producido.

Mientras en la ciudad de Sucre, los policías de diferentes unidades confluyeron en el Comando Departamental para sumarse a la medida adoptada por sus camaradas en Cochabamba.

“La policía de Chuquisaca (Sucre) se está uniendo en apoyo a los camaradas que se han amotinando en Cochabamba”, declaró un agente, que tenía el rostro cubierto para evitar represalias.

Otro uniformado indicó que se suman a la población y que están en contra de enfrentarse a universitarios que son “nuestros hijos”.

Luego de confirmar el amotinamiento, los policías entonaron el himno nacional e izaron una bandera nacional en la plaza Zudáñez.

Posteriormente, una mujer policía declaró a los medios de comunicación que “a nivel nacional estamos con el pueblo boliviano”, al pedir a la población a mantenerse en unidad para llegar a una solución a la crisis política y social que vive el país.

“Unámonos al pueblo porque nuestra democracia está en peligro y si hoy no la podemos salvar, no la vamos a salvar nunca”, aseguró al detallar que se replegarán.

En Santa Cruz el panorama no fue diferente, aunque tardaron una hora en sumarse al motín policial nacional, que primero se inició a las 18:00 de ayer en la UTOP de Cochabamba.

Tarija fue la otra ciudad donde los policías se sumaron al motín. Los uniformados se replegaron al cuartel de Orden y Seguridad, incluso uno de ellos, el coronel Aníbal Rivas, tomó un megáfono y coreó delante de la gente aglutinada en el lugar el estribillo: “Quien se rinde, nadie se rinde. Quién se cansa, nadie se cansa. Evo de nuevo, huevo carajo”.

Trinidad es la quinta ciudad donde los policías se amotinaron. Los uniformados salieron al balcón de las instalaciones e izaron la tricolor boliviana. Mientras tanto, en Riberalta y Guayaramerín, la población se sumaba a la vigilia, pidiendo que el amotinamiento se repita en esos lugares.

Los policías en Oruro y Potosí también se sumaron al motín de sus camaradas de las otras seis ciudades capitales de departamento.

En Pando, luego de que se viralizara la noticia del acuartelamiento en las otras ciudades, los pobladores de Cobija se concentraron afuera del Comando Departamental. Mientras los pandinos gritaban “Policía, escucha, únete a la lucha”, los efectivos llegaban de distintos puntos para replegarse.

Los policías en La Paz se encuentran acuartelados en las instalaciones del Distrito Policial 1 (DP1), ubicado en la calle Almirante Grau de la zona de San Pedro.

El Comando General de la Policía Boliviana, a través de un comunicado, aclaró que los efectivos del orden se encuentran acuartelados y no amotinados como refieren los medios de comunicación en distintas regiones.

“Se aclara a la sociedad civil que los efectivos policiales se encuentran acuartelados y no amotinados como señalan algunos medios de comunicación”, indica un comunicado de la Policía.

Asimismo, refiere que la Policía Boliviana, en cumplimiento de la Constitución Política del Estado, hará cumplir su misión de mantener el orden y la paz social en todo el territorio nacional.

Gente

0 comentarios:

Archivo