miércoles, 25 de octubre de 2017

Hospital del Norte es referente en detección y tratamiento de cáncer de cuello uterino

El Alto, 24 de octubre.– El Hospital del Norte es uno de los pocos nosocomios en la ciudad de El Alto que cuenta con el personal y equipamiento necesarios para realizar exámenes de prevención y cirugías de cáncer de cuello uterino, además, sus especialistas en ginecología son los encargados de capacitar a personal médico de otros establecimientos de salud.

El cáncer de cuello uterino es causado por el Virus del Papiloma Humano (VPH) que se contagia por el contacto sexual. En muchos casos, el cuerpo humano es capaz de eliminar la infección, pero en otros, puede causar problemas de salud como verrugas en los genitales o cáncer, con mayor incidencia en mujeres que fuman, tuvieron muchos hijos o que usaron pastillas anticonceptivas por mucho tiempo.

“Las estadísticas en Bolivia indican que cada día mueren entre cuatro a cinco mujeres debido a este cáncer. Durante los últimos seis meses, sólo en el Hospital del Norte, hemos detectado esta patología en tres personas que, lamentablemente, acudieron demasiado tarde para hacerse los controles”, explicó la responsable del Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital alteño, Paula Silva.

Durante la semana pasada, la especialista capacitó a personal de centros de salud de primer nivel de El Alto acerca de la manera correcta de realizar el Papanicolaou, la colposcopia y la inspección visual con ácido acético, en la actualidad, las pruebas más aceleradas y de menor costo para identificar las lesiones antecesoras a la patología.

Silva resaltó que ninguno de estos procedimientos causa lesiones en las mujeres y no demoran mucho tiempo, ya que sólo consisten en la toma de muestras celulosas del útero para analizar si éstas tienen comportamientos atípicos.

“Lo que buscamos con estas actividades es unir los esfuerzos de todo el personal médico para hacer una vigilancia epidemiológica, orientar a la población y motivarla para que se realice los exámenes preventivos, porque en muchos casos este cáncer no da ninguna señal hasta que llega a un nivel muy avanzado en el que poco o nada se puede hacer por la paciente”, advirtió la ginecóloga.

La galena argumentó que la mejor manera de impedir el contagio del VPH es evitar la promiscuidad en las relaciones sexuales y optar por las vacunas contra el virus, que son provistas en tres inyecciones durante seis meses.

CÁNCER

En caso de que los exámenes primarios revelen que las células tienen comportamientos anormales, se debe tomar una muestra de la sección del cuello uterino que pueda estar afectado y realizar un estudio histopatológico que determinará con veracidad si se trata de una infección o de cáncer.

“El cáncer inicia como una verruga parecida a la coliflor que va creciendo en exceso y algunas veces provoca dolores en la pelvis, sangrados vaginales, a veces con mal olor, y eso es porque las células normales del cuello uterino se están volviendo en células cancerígenas”, explicó Silva.

Si la biopsia indica que se trata de un caso de cáncer, el Hospital del Norte dispone del equipamiento necesario para realizar cirugías ambulatorias para lesiones menores a un centímetro; de medir hasta dos centímetros se debe extirpar la matriz y en lesiones mayores la paciente debe ser derivada para que un especialista en oncología coadyuve en la separación del útero y ganglios afectados, para continuar con terapias de radiación o quimioterapias.

“Sin duda es una enfermedad que cuando es detectada afecta mucho a las mujeres y a todo su entorno familiar, por eso, en el Hospital del Norte hemos implementado estas mejoras para hacer estudios más certeros de diagnóstico e identificación de las verdaderas causas de la patología, para hacer el tratamiento lo menos invasivo posible para las pacientes”, sostuvo responsable del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital del Norte, Paula Silva.

HDN-Com

0 comentarios:

Archivo