lunes, 7 de diciembre de 2020

David “Uriki” Ticona, incansable luchador social de El Alto

El Alto, 7 dic.- Una madrugada del martes 5 de marzo de 1963, nace en la zona de Alto San Pedro de la ciudad de La Paz, David Ticona Balboa, hijo de Alejandro Ticona Larico, natural de Ancoraimes provincia Omasuyos y de Teodora Balboa Rondo natural de Peñas lugar donde ejecutaron a Tupac Katari. 

Cuando cumplía 15 años afrontó la muerte e intervenido quirúrgicamente, su padre Testigo de Jehová se opuso a la transfusión de sangre, siendo su madre la que se impuso y le dio la transfusión de sangre por lo cual sobrevivió. 

A sus 18 años salió bachiller del colegio Daniel Sánchez Bustamante de la zona 3 de mayo de la ciudad de La Paz, inició estudios en la Escuela Superior de Administración de Empresas (ESAE) el cual no concluyó porque tuvo dedicarse a trabajar en la carpintería. 

El primer cargo sindical que ocupó fue el de Secretario de Actas del Sindicato de Trabajadores Carpinteros San José de la calle Vicente Ochoa, después de años radicó en la ciudad de El Alto (1988).

En 1989 participó de las movilizaciones vecinales que pedían la transferencia del Servicio Nacional de Formación de Mano de Obra (FOMO) para que funcione la Facultad Técnica de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en la ciudad de El Alto. 

Ante la negativa del gobierno de Víctor Paz Estensoro, los dirigentes de la Facultad Técnica de la UMSA y dirigentes de Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE) se declararon en huelga de hambre donde nació la Universidad Técnica Laboral (UTLA) en El Alto. 

Con el lema “no puede haber universidad sin universitarios” se procedió a inscribir estudiantes de forma gratuita, posteriormente se convocó a la elección del Centro de Estudiantes de la UTLA del cual fue elegido dirigente estudiante de la flamante Universidad. 

Este primer Centro de Estudiantes logro entre otras, la desconcentración de las unidades académicas de la UMSA, realizó las gestiones ante la comadre Mónica Medina gerente de CORDEPAZ, quien logró el primer desembolso de un millón de bolivianos para la construcción de Villa Esperanza. 

Nueve años tuvieron que pasar, en el año 2000 el 3 de marzo, David Ticona presenta en su calidad de Secretario de Derecho Humanos de la Central Obrera Regional (COR) un proyecto denominado "Consolidación de la U" en el cual se plantea la inscripción de tres mil estudiantes, convocar a docentes y bajo presión arrancar la Ley de creación y presupuesto. 

En abril se logra inscribir 15 mil estudiantes en la Sede de la prensa y la Central Obrera Regional (COR), y un primero de mayo del año 2000 se logra la toma de los predios de Villa Esperanza, desde ahí cambia el destino de la ciudad de El Alto. 

En el año 2003 se produjo un conflicto con las entidades bancarias, que otorgaban créditos a altos intereses, cometían abusos y excesos en el proceso de cobranza que luego de una huelga de hambre de 22 días se logró firmar un convenio con las entidades financieras para de esta forma flexibilizar el proceso de cobranza y solucionar vía conciliación varios casos. 

Fue dirigente de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB) en dos gestiones, delegado a la Central Obrera Boliviana (COB), dirigente de la COR de la ciudad de El Alto. Fundador del Sindicato de Trabajadores en Prensa, Fotoperiodistas y Medios Digitales (SINTRAPREN). 

Estuvo en 4 huelgas de hambre la primera por la coparticipación Tributaria el año 1989, la segunda en defensa del Dr. Manuel Morales Dávila que fue injustamente encarcelado por haberle acusado de Traidor a la Patria a Gonzalo Sánchez de Lozada, la tercera pidiendo flexibilización contra el sistema bancario que realizaba abusos en sus sistemas de cobranza y a ultima contra el Paro Médico. 

Fue Presidente de la Junta Vecinal General Pando del Distrito Municipal 8, conoce de cerca las necesidades de los vecinos da las zona periféricas de nuestra ciudad y la forma de organizarse para dotarse de servicios básicos. 

Estudió la carrera de Filosofía y Teología Indígena en la Universidad Privada Tawantinsuyu (UTA) del Inka Kara Choquehuanca, por 5 años se dedicó a conocer la cosmovisión aymara, le cayó el rayo desde entonces lee coca y realiza ritos a las deidades ancestrales cósmico telúricos. Es uno de los primeros licenciados como “Yatiri”, estudio académicamente. 

Una vida de larga lucha por las cosas justas, dejando de lado los intereses personales, siempre pensó en sus hermanos aymaras que luchan cada día por sobrevivir y llevar mejores días a sus hijos, aymaras trabajadores, rebeldes, luchadores, guerreros, sirvió a su gente sin recibir nada a cambio, lo que dice David Ticona Balboa que “es lindo gastar la vida por la ciudad de El Alto”. 

//Prensa/FSTPEA//


 

0 comentarios:

Archivo