sábado, 9 de noviembre de 2019

Motín policial causa impacto en la ciudadania

9 nov.- Unidades policiales y militares en distintos departamentos amanecieron este sábado con vigilias ciudadanas, en el primer caso para apoyar a los amotinados y en el segundo para pedir que los miembros de las Fuerzas Armadas no actúen.

La sublevación de los policías estalló este viernes alrededor de las 18.00 en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba y en cuatro horas se extendió a reparticiones de otros cinco departamentos: Chuquisaca, Beni, Santa Cruz, Potosí y Oruro.

El pedido inicial fue el relevo del comandante departamental de Cochabamba, Raúl Grandy, lo que fue atendido poco después por el Comandante Nacional, Yuri Calderón, quien designó en ese puesto a Jaime Edwin Zurita.

No obstante, ello no aplacó el descontento y la postura que se extendió entre los amotinados fue el anuncio de no actuar contra la población que desde hace 20 días se encuentra movilizada en rechazo a los resultados de las elecciones nacionales por considerar que hubo fraude.

Incluso los policías de la UTOP-Cochabamba extendieron una enorme bandera con el texto “No al fraude” y con la fotografía del presidente Evo Morales.

Anoche, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, se declaró confiado en superar el “malestar” de los uniformados mediante el diálogo, mientras que el titular de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que las Fuerzas Armadas no actuarán “bajo ninguna circunstancia”, tal como comenzó a especularse en redes sociales.

“Tenemos plena confianza, en que vamos a poder superar esta situación que se presenta en la Policía Boliviana como lo hemos hecho antes, a través del dialogo”, dijo Romero.

Ya anoche grupos de pobladores que se movilizan en rechazo al resultado de las elecciones y en demanda de la renuncia de Morales se volcaron a expresar su respaldo a las unidades que se amotinaron e instalaron vigilias en puertas de algunas unidades militares para pedir que no haya respuesta y que, por el contrario, los miembros de las Fuerzas Armadas se sumen a la rebelión de los policías.

Así amaneció, por ejemplo, la octava división del Ejército en Santa Cruz de la Sierra, donde un grupo de vecinos y vecinas de la zona donde se encuentra ese comando amaneció con banderas bolivianas. Una de ellas, entrevistada por la red Bolivisión, contó que se organizaron para que la medida se extienda durante toda la jornada.

Un grupo reducido de vecinos también se apostó en puertas del Colegio Militar de Aviación.

La Brigada Aérea en Cochabamba amaneció con una vigilia en sus puertas, según mostró esta mañana la red Unitel. Allí, uno de los movilizados demandó a los militares “unirse a su pueblo”.

En La Paz, anoche se realizaron también vigilias en puertas del Estado Mayor, en la zona de Miraflores, y en inmediaciones del Colegio Militar, en la zona de Irpavi.

Las vigilias también se mantienen en puertas de dependencias policiales, pero en este caso para apoyar a los uniformados que se revelaron.

En La Paz, grupos de jóvenes movilizados amanecieron en las esquinas cercanas a la plaza Murillo. Hasta allí llegó esta mañana un grupo de mujeres de la Federación Nacional de Esposas de Policías, encabezadas por la dirigente Guadalupe Cárdenas.

“Llamar a la conciencia. Ayer fue destituido el comandante nacional de la Policía y ahora el nuevo comandante nacional de la Policía es el pueblo boliviano (…) Ya hemos vivido bastantes golpes y asesinatos del gobierno, no queremos más. Aquí estamos para pedir justicia y que no hayan más muertes”, declaró Cárdenas a la red Bolivisión.

La Razón


0 comentarios:

Archivo