martes, 29 de octubre de 2019

Violencia extrema después de Elecciones en Bolivia

29 oct.- Al cumplirse el séptimo día de protestas de la ciudadanía boliviana en los nueve departamentos, desde ayer se instauró la violencia, proveniente desde grupos inducidos, que en su afán de “desbloquear” las manifestaciones, agredieron de forma brutal a los ciudadanos, producto tal, que en balance final se registró 30 heridos en Santa Cruz, 14 en La Paz y 3 en Cochabamba.

Ya la noche del domingo, a través de las redes sociales se denunció la “organización pagada” de grupos del choferes simpatizantes del Movimiento Al Socialismo; y en la mañana de ayer en la zona Sur de La Paz, como se había adelantado, en cumplimiento a instructivas de sus sindicatos, estos se dieron a la tarea de desbloquear, munidos de piedras y palos; con el claro fin de lastimar y agredir a la ciudadanía movilizada.

No solo fue ese el tenor de la arremetida; también destrozaron el ornato público y vulneraron la propiedad privada, pintando vehículos particulares, además de pincharles las llantas. La Policía tuvo muy tardía reacción y no se supo de alborotadores detenidos.

Los puntos de enfrentamiento fueron: Achumani, la calle 25 de Calacoto Cruce de Villas, Calacoto, avenida Periférica y avenida Arce.

Casi al mediodía, funcionarios de las empresas mineras estatales llegaron hasta el centro de la sede de Gobierno y se abrieron paso a dinamitazos, vulnerando una vez más el Decreto Supremo 2888, que prohíbe el uso de dinamita en cualquier tipo de manifestación social.

Este grupo que causó pánico en la ciudadanía llegó hasta la Casa Social del Maestro, donde atacaron a maestros que se encontraban protestando contra el Gobierno. Radio Fides relató que incluso se hizo uso de los cascos para golpear a los educadores. Casi el 50 % de los heridos en La Paz se debió a la ira de los mineros del MAS.

Asimismo, como “desafortunada y temeraria” fue catalogada la declaración del asambleísta de La Paz, Gustavo Torrico; en medios estatales, quien en defensa a su militancia oficialista y refiriéndose al movimiento a cuya vanguardia se encuentra la juventud; amenazó de muerte afirmando: “Lo digo frente a la cámara: No piensen que nos vamos a quedar con los brazos cruzados, nosotros vamos a defender nuestra revolución contra quien sea”, enfatizó y luego advirtió a las madres y padres que “se eviten el dolor de tener hijos muertos (…)”.

En la capital cruceña se reportó al menos 30 heridos y uno de ellos de gravedad. En su edición noticiosa -trasmitida por Facebook-, El Deber digital informó que se habría utilizado arma de fuego en un enfrentamiento en el Plan 3000.

Un ciudadano de 35 años recibió el impacto de un proyectil en el abdomen y a decir de la ministra de Salud, Gabriela Montaño, el autor sería miembro de la Unión Juvenil Cruceñista.

En Cochabamba, los enfrentamientos se reportaron en la avenida Panamericana y la 6 de Agosto. Un grupo afín al MAS atacó a un joven ciclista que llevaba una tricolor boliviana, en la avenida Ecológica y Caracoles.

También agresores, presuntamente transportistas, lanzaron palos y piedras al patio de una vivienda. Los vecinos reportaron que la turba encendió fuego en el lugar e intentó ingresar a las casas. La cámara de seguridad fue destruida, para no dejar evidencia del acto delincuencial.

Una situación similar se vivió en el kilómetro 2 1/2 a Sacaba, por una turba que intentó ingresar a la urbanización El Castillo rompiendo la puerta y lanzando piedras.

En el lugar se registraron enfrentamientos después de que los manifestantes destrozaron el portón, poniendo en riesgo a las familias que se encontraban en el interior. La turba también intentó protagonizar los mismos hechos de violencia en el condomio Magnolias, según reportó Los Tiempos digital.

El Diario

0 comentarios:

Archivo