miércoles, 30 de octubre de 2019

Fiscalía cierra el caso Zarlet Clavijo, por tercera vez

30 oct.- Marcela Martínez, madre de Zarlet Clavijo, quien desapareció hace más de siete años en La Paz, denunció que el Ministerio Público volvió a cerrar el caso, sin ningún avance. La investigación fue cerrada en enero y le notificaron en junio.

“Desde enero de este año está cerrado el caso y, lamentablemente, no me responden a un recurso de objeción que he presentado. En junio fui a la Fiscalía y me dijeron que mi caso estaba cerrado, pero nunca me notificaron, ese día me tuve que dar yo por notificada y hasta recibí maltrato”, lamentó Martínez en declaraciones efectuadas a La Razón.

La resolución fue firmada por siete fiscales, y hasta ahora la madre no recibió explicaciones.

“El Ministerio Público no me ha dado un avance, ni autores, ni dónde está mi hija, ni los móviles, ni nada”, sostuvo la madre.

Este medio intentó hablar con el Ministerio Público para obtener más datos, sin embargo en el Departamento de Comunicación se informó que hoy no iba a ser posible y que preguntará al fiscal a cargo si está en posibilidades de conceder una entrevista.

Al mediodía del 4 de junio de 2012, Zarlet, entonces de 17 años, fue vista por última vez por la avenida 16 de Julio, cuando salió de la oficina de su madre con dirección a su vivienda situada en el barrio de Obrajes, Macrodistrito Sur. Vestía un canguro rojo y un pantalón oscuro. Hoy la joven iba a cumplir 25 años.

Pese al tiempo transcurrido, se vertieron varias hipótesis sobre su desaparición y se apuntó a algunos sospechosos, sin embargo el caso fue cerrado sin pistas de su paradero. En estos siete años el proceso se estancó en la etapa investigativa, dijo Martínez.

Su caso dio paso a la aprobación de la Ley Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas.

Celular. Según las investigaciones preliminares, y tras una revisión de las cámaras de seguridad, Zarlet se encontró con un hombre al salir del edificio donde estaba la oficina de su madre, y se pusieron a caminar sin que existiera un forcejeo o una actitud que apunte a un secuestro.

También se descubrió que luego de su desaparición, ella aceptó una nueva amistad en su cuenta de Facebook; en noviembre de 2012, el entonces viceministro de Seguridad Ciudadana, Henry Baldelomar, sostuvo que las investigaciones hacían presumir que la desaparición no se trataba de un caso de trata y tráfico sino de que ella habría dejado a su familia para “rehacer su vida”. En 2013, se encontró su teléfono móvil en posesión de dos hombres, quienes aseguraron que un desconocido les vendió en Bs 300.

En 2016 se aprehendió a su supuesto novio, Ever Isidro L. L., como sospechoso, y por haber estado relacionado con una red de pornografía. Tras negar esa relación —luego la reconoció— y al no haber pruebas en su contra, fue absuelto de culpa.

“Me reuní con el fiscal general (Juan Lanchipa), me dijo que me iban a asignar un nuevo fiscal y que tenga paciencia. Esta es la tercera vez que el Ministerio Público archiva el caso. La primera fue en octubre de 2015 y la segunda, el 8 de enero de 2016, cuando la fiscal Frida Choque emitió otra resolución de rechazo de denuncia. Martínez no pierde la esperanza de ver a su hija.

La Razón

0 comentarios:

Archivo