martes, 22 de octubre de 2019

Desatan descontento tras victoria de Evo Morales

22 oct.- En un escenario de tensión, varias denuncias de fraude, enfrentamientos y gasificaciones y después de observaciones de los partidos políticos, observadores y la comunidad internacional, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reinstaló la Transmisión Rápida y Segura de Actas (TREP) con los resultados preliminares al 95.65 por ciento (%) donde el MAS tiene el 46.85 % frente a Comunidad Ciudadana (CC) que está con 36.74 %, poniendo un margen de más del 10 % lo que descarta una segunda vuelta.

En tercer lugar está el Partido Demócrata Cristiano (PDC) con 8.79%; Bolivia Dice No (21F) con el 4.21%; el Movimiento Tercer Sistema (MTS) está con 1.26%; el Movimiento Nacionalista Revolucionario con el 0.69 %; Pan.Bol con 0.65%; Unidad Cívica Solidaridad (UCS) tiene 0.42 % y en último lugar figura el Frente Para la Victoria (FPV) tiene 0.39 %.

El TSE activó el TREP después de casi 23 horas de suspenso, hecho que generó dudas y desconfianza desde la ciudadanía, los partidos de la oposición hasta los observadores internacionales y países como Brasil, Argentina y Estados Unidos que pidieron explicaciones a los funcionarios del TSE en sentido de cuestionar el porqué se suspendió la transmisión de datos.

Estos tres países a través de sus gobiernos pidieron que se reinicie con todas las “garantías” el cómputo de votos de las elecciones generales que fue interrumpido ayer y se restaure la transparencia del proceso para que se respete la voluntad popular.

“Brasil sigue de cerca la primera vuelta de las elecciones en Bolivia. La interrupción imprevista de la tabulación y la falta de respuesta de las autoridades electorales bolivianas a las solicitudes de aclaración de la OEA están muy preocupadas. Brasil espera que el proceso de verificación continúe dentro de las reglas establecidas, con transparencia y equidad”, publicó la Cancillería de Brasil en su cuenta oficial de Twitter.

En tanto, el subsecretario de Estado Adjunto interino para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael G. Kozak, manifestó que ese país está observando de cerca los resultados de la primera vuelta de los comicios generales en Bolivia, principalmente de la repentina suspensión de los resultados preliminares de los votos por parte del Órgano Electoral y pidió a las autoridades que se restituya la credibilidad y la transparencia del proceso.

“EEUU está observando de cerca la primera vuelta de las elecciones en Bolivia, especialmente de la repentina interrupción de la tabulación electrónica de votos. Autoridades electorales deben restaurar la credibilidad y la transparencia del proceso para que se respete la voluntad del pueblo”, escribió Kozak en su cuenta oficial de Twitter.

También por Twitter, se pronunció Christopher Pincher, Ministro de Estado para Europa y las Américas del Gobierno del Reino Unido. El funcionario inglés expresó su preocupación debido a que se detuvo el conteo rápido antes de anunciar los resultados electorales, y pidió que el conteo prosiga con total transparencia.

“Preocupado porque el conteo se detuvo antes de que se anunciaran los resultados de la primera ronda en las elecciones presidenciales en Bolivia. Es esencial para la confianza del público en la democracia boliviana que el conteo deba continuar con total transparencia. #CadaVotoDebeContar”, dice su publicación en Twitter.

Ante tales pronunciamientos, el gobierno boliviano invitó a los embajadores de los países que se manifestaron al respecto a que presencien el cómputo electoral. Asimismo, el canciller Diego Pary aclaró que no se debe confundir el conteo rápido (sistema TREP) con el cómputo oficial.

El TREP (cuyo escrutinio fue paralizado) es un sistema que se basa en fotografías de las actas para sacar resultados preliminares de manera rápida, pero el cómputo se lo realiza con las actas físicas en un trabajo de revisión en los diferentes tribunales electorales departamentales.

El Diario


0 comentarios:

Archivo