viernes, 3 de mayo de 2019

Carlos Mesa se defiende ante arremetida masista

4 may.- El candidato de Comunidad Ciudadana y expresidente Carlos Mesa, respondió hoy a la constante arremetida gubernamental contra su postulación, que incluyó las figuras de “narco vínculos” y “evasión impositiva”. Mesa dijo que no lo amedrentan y recordó algunas de las vinculaciones que salpicaron a la administración de Evo Morales.

Mesa fue señalado de haber vendido un inmueble en 2009, de propiedad de sus padres, a Blanca Grimanesa Hinijosa Imanareco, ciudadana beniana que aquel año tenía una relación sentimental con el ahora ex coronel Gonzalo Medina.

Al estar Medina vinculado a temas de narcotráfico, el régimen del Movimiento Al Socialismo – MAS, a través de la diputada Susana Rivero, aprovechó el escándalo para decir que el periodista e historiador tuvo alguna relación con el sujeto e incluso con el caso.

El precio revelado por la compra y venta del inmueble ubicado en pleno centro paceño, avenida 6 de Agosto, provocó confusión y luego se habló de “evasión fiscal” por declarar un monto menor.

Hoy, la Fiscalía anunció que convocará a Mesa a declarar por esa última figura el lunes por la tarde.

Momentos después, el candidato de CC a través de las redes sociales, respondió enérgicamente, reiterando que mantendrá su candidatura y alertando a los ciudadanos “de lo que representa este autoritarismo sin límites”.

Asimismo, recordó los nexos del narcotráfico con esfersas gubernamentales, detectadas y procesadas en estos 13 años del régimen de Evo Morales, desde las hermanas Terán, amigas personales del otrora dirigente cocalero, pasando por el caso del general René Sanabria, detenido en Estados Unidos y condenado a 12 años por tráfico de cocaína, hasta el último caso con Medina como director departamental de la Fuerzas Especial de Lucha contra el Crimen de Santa Cruz.

“Este gobierno corrupto con los mayores nexos con el narcotráfico, busca con esta acción inhabilitar mi candidatura. No me amedrentan. ¡Yo lo acuso de autoritarismo y corrupción sin límites!”, respondió.

Su abogado y asesor político, Carlos Alarcón, ya había anticipado que se interpondrán querellas contra la diputada Rivero para que explique su conocimiento sobre el caso Medina, pues señaló que el entonces efectivo policial, en 2009, ya era “narcotraficante”, al pretender vincular dos situaciones totalmente desfasadas de tiempo.

Mesa es constante blanco de ataques desde el MAS que lo considera un candidato riesgoso a sus intereses de reelección. Para llegar a una segunda vuelta electoral en los comicios del 20 de octubre se requiere que el partido con mejor votación no logre el 51% de votos y en caso de pasar el margen de 40% tenga solo 9 puntos de diferencia con el segundo.

En ese marco un eventual 40% para el MAS y un 31% para CC activaría la segunda vuelta. Un margen mayor a favor del oficialismo, según las tendencias de encuestas, le darían la reelección sin necesidad de ir a balotaje.

Visor


0 comentarios:

Archivo