domingo, 19 de mayo de 2019

Bolívar celebra su titulo con bombos y platillos

20 may.- La fiesta se desató en el estadio Hernando Siles, de La Paz una vez que el grupo de jugadores de Bolívar elevaron en alto la Copa de campeón. Los celestes querían celebrar el título con una victoria sobre The Strongest, pero terminaron cayendo por 1-3 en la penúltima fecha del Apertura, del que son flamantes campeones y por anticipado.

Para los celestes paceños no era un partido más o un clásico más, era la tarde en el que querían festejar el cetro conseguido en este torneo y que mostraron orgullosos a sus fieles hinchas quienes pese a la caída en el partido con su rival de siempre se quedaron en el campo deportivo hasta el último minuto para el festejo. “¡Bolívar!, ¡Bolívar!, ¡Bolívar!”, fue el grito de guerra.

Apenas recibieron la Copa de campeón de parte de Rolando Aramayo ,en representación de la Federación Boliviana de Fútbol (no estuvo presente el titular federativo César Salinas, expresidente de The Strongest), el grupo de jugadores se fue al sector de su hinchada como muestra de agradecimiento por el respaldo.

Los jugadores del plantel no se cambiaban por nadie, el cuerpo técnico menos, la alegría era para todos los celestes quienes juntos daban gritos de algarabía, unos saltaban, otros no se cansaban de repetir, campeón, campeón, campeón, era la fiesta deportiva del que el hincha de Bolívar no quería perderse, pues todo era de color para los fieles seguidores del equipo académico.

En los 90 minutos reglamentarios el partido finalizó 1-3, a favor de su eterno rival, The Strongest, elenco que se dio el gusto de ahogarle la fiesta, pero al final ambos bandos terminaron el juego con un gran apretón de manos y las felicitaciones respectivas.

El Tigre se colocó en ventaja en el minuto 31, mediante Henry Vaca. La jugada nace en los pies de Rudy Cardozo quien como con la mano acomoda la pelota en el sector donde estaba el juvenil quien, solo y sin marca alguna, consigue batir al golero Saidt Mustafá, quien nada puede hacer para el 0-1, ese tanto cayó como balde de agua fría para los celestes.

Cuatro minutos después, a los 35’, el árbitro del partido Ivo Méndez (Santa Cruz) cobra penal a favor del atigrado, rápidamente el jugador Jair Reinoso pide la pelota la acomoda y sin dudar remata directo al arco que es custodiado por Mustafá. El arquero logró adivinar el trayecto del balón, pero no lo pudo contener, era el 0-2, un dolor de cabeza para Bolívar.

Diez


0 comentarios:

Archivo