viernes, 19 de abril de 2019

Perú llora muerte de Alán García

20 abr.- Los restos del ex presidente Alan García fueron enterrados ayer tras un velorio que duró más de dos en la ciudad de Lima-Perú, donde amigos, familiares, simpatizantes y distintos líderes políticos lo acompañaron ayer para darle el último adiós al que fue su concejero, padre, mentor y rival luego que el abogado se disparó con un arma de fuego, cuando era procesado por el caso Odebrecht.

La familia del ex presidente peruano decidió que sus restos sean cremados, una determinación que desde el APRA se ha respetado, según medios locales.

A las 10.10 (11.00 hora boliviana) concluyó la ceremonia en la Casa del Pueblo y el féretro fue llevado por la avenida Alfonso Ugarte hacia la plaza Dos de Mayo y luego a la Plaza San Martín. A las 12:37 pm, el cortejo fúnebre llegó al camposanto Mapfre de Huachipa. Ahí los restos mortales del ex mandatario fueron cremados. Previamente, en el local partidario aprista, su hija, Luciana García, leyó una carta que les dejó su padre antes de morir. "No hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material. Nunca podrá haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y de peruano. Por eso repetí: otros se venden, yo no", leyó, ante los seguidores del García que, en un ambiente de rezos, lágrimas y tristeza culparon al gobierno de Martín Vizcarra, por el deceso. Los restos del exmandatario fueron cremados en el camposanto Mapfre de Huachipa-Lima.

INCREPARON A HUMALA

En la mañana, el expresidente Ollanta Humala, intentó visitar al que en su momento, fue su rival, pero al ser reconocido por los apristas, Humala tuvo que entrar por la puerta de atrás del local por los insultos; no obstante, en esa oportunidad, fue la hija de García quien lo increpó y le gritó, mientras él se quedó callado. Luego abandonó el local escoltado por su seguridad privada.

Casi como cuando llegó a la presidencia por primera vez (2006-2011); un mar de gente llevó en brazos el féretro del que fue la máxima autoridad del Perú, meses antes que Evo Morales asumió su primera gestión de Gobierno, en Bolivia. García decidió acabar con su pesar el miércoles, cuando la Policía peruana estaba a punto de aprehenderlo.

La frase

"Alán García nos expresó y ratificó la voluntad de Perú de no obstaculizar una salida soberana al mar para Bolivia".
Evo Morales
Presidente de Bolivia

EA


0 comentarios:

Archivo