domingo, 17 de marzo de 2019

Dentista en el ojo de la tormenta

18 mar.- Una adolescente de 15 años denunció ante la Policía que el dentista al que acudió para someterse a un tratamiento intentó manosearla y hacer que ingiera bebidas alcohólicas en su consultorio, asegurándole que, además, tenía “unas pastillitas que le iban a gustar si las probaba”.

La paciente declaró que se resistió y huyó del consultorio. La menor sentó la denuncia la noche del miércoles 13 de marzo, pero, según una vecina del barrio donde ocurrió el caso, hubo “muy poca colaboración de la Policía”.

El hecho fue denunciado a las 19.15, y la Policía fue convocada a la calle Chiriguano y Cidar Humérez, en la zona noroeste de Cochabamba.

El dentista, un hombre de 49 años, fue arrestado por efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), por el delito de toques impúdicos o abuso sexual, pero fue conducido a la fuerza anticrimen para que el caso sea investigado por personal de la División de Delitos contra Menores y Familia.

“Me llamaron otros vecinos.La adolescente contó que tuvo que huir del consultorio dental porque no quería beber, ni ingerir pastillas y el dentista trató de manosearla. La víctima está muy asustada. Ella es huérfana de padre y su mamá trabaja como ayudante de un negocio. Es muy humilde, no tienen recursos económicos y gente allegada al acusado la amedrentó con hacer deportar a la madre porque es brasileña”, relató una vecina.

La testigo, cuya identidad se guarda en reserva, señaló que pudo conversar con la víctima y ella entró en depresión.

EA


0 comentarios:

Archivo