miércoles, 27 de marzo de 2019

Barral, Santamaría y Quispe: políticos disueltos

27 mar.- Amilcar Barral, Wilson Santamaría y Rafael Quispe constituyeron un equipo de trabajo debido a sus afinidades políticas. Más allá de su participación en Unidad Nacional (UN), los tres legisladores tenía coincidencia en otros temas que los llevaron a distinguirse con sus posiciones. Sin embargo, ese grupo se ha disuelto y hoy los tres están enfrentados. Atrás quedaron los tiempos fraternales.

El trío de parlamentarios trabajó en el campo político y también en el judicial, cuando Barral y Santamaría defendieron a Quispe de procesos judiciales. Incluso cuando tuvieron escasa influencia en Unidad Nacional, cerraron filas como trío, según una fuente consultada por este medio

En julio de la gestión pasada, el diputado de Unidad Demócrata (UD) Rafael Quispe anunció que se iba a alejar de Unidad Nacional (UN), Había sido electo como legislador suplente por este partido en alianza con el Movimiento Demócrata Social (MDS); tras discrepancias con el partido liderado por Samuel Doria Medina decidió encabezar una agrupación con el fin de postularse a la Gobernación de La Paz.

“En estos tres años de ser diputado he tenido apoyo, tenemos aceptación de la ciudad, lo vemos en las calles. En el campo también tenemos llegada porque el equipo que está trabajando considera que mi persona es un verdadero originario”, señaló en aquella oportunidad.

Tras alejarse de Unidad, Quispe continuó trabajando con su par, Wilson Santamaría, quien también había sido electo como asambleísta nacional por el bloque integrado por su colega.

En enero de este año, Santamaría, a casi un mes de que Doria Medina indicó que rompía la alianza con el MDS y que no se iba a postular como candidato a presidencia en las primarias, de igual forma decidió alejarse de UN.

"No voy a tolerar que me manden en paquete lo que tengo que hacer, o algo que vaya en contra de mis principios; por eso soy disidente”, dijo en ese momento.

El pasado lunes, Quispe y Santamaría, en acto llevado a cabo en un hotel de la ciudad de La Paz y con la presencia del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, firmaron un acuerdo para apoyar al candidato del bloque Bolivia Dice No (21F), Óscar Ortiz.

Tras este hecho, el diputado de UD, Amílcar Barral, quien aun es parte de Unidad Nacional y amigo de los parlamentarios, los acusó de transfugio y les pidió que dejen sus curules debido a que fueron elegidos gracias a la agrupación política encabezara por el empresario.

Inmediatamente, Santamaría llamó a Barral mensajero de Doria Medina y Quispe lo calificó como perro chihuahua del líder de UN. “Si dice devuelvan el curul, le diría que Samuel nos pida el curul, no un chihuahua; un mensajero no”, enfatizó.

En tal sentido, Amílcar le pidió respeto a Rafael y le recordó que hace poco tiempo atrás buscaba ser candidato a la Gobernación de La Paz por UN y que inclusive la propuesta fue aceptada por Doria Medina.

Asimismo, Barral reveló que Santamaría trabajó por varios años, gracias a UN, con el ex concejal y ex alcalde interior de La Paz Omar Rocha y que en la gestión de la alcaldesa alteña, Soledad Chapetón, tenía a su agente trabajado en la administración municipal.

“Santamaría me dice que soy mensajero, el diputado Santamaría ha sido más de 10 años funcionario en la alcaldía (paceña), junto a Omar Rocha, y cuando tenía Unidad Nacional sus concejales, tenía su gente trabajando con Unidad Nacional en El Alto”, detalló.

Urgente


0 comentarios:

Archivo