domingo, 5 de agosto de 2018

Willy Aquino, el mago del micrófono

El Alto, 5 de agosto.- Wilfredo “Willy” Aquino Tarqui, un conocido de la noche alteña, trabaja como speaker, que traducido al español significa animador de fiestas o discjockey, animando las veladas en la discoteca Galeón junto a Julio Callisaya y David Quispe, ambos enganchadores.

Se define ser oriundo de Corocoro, provincia Pacajes del departamento de La Paz. Terminó la secundaria en 1989 en la Unidad Educativa Jesús Obrero, antes de graduarse bachiller hizo radiobocina con micrófonos y parlantes caseros reflejando su pasión por la comunicación alternativa y medios de masas. Con el micrófono entre sus manos tuvo un rotundo éxito en la discoteca “Banana” en el año 2000 y posteriormente impulsó los jueves de clásicos en diversos centros de diversión de la urbe alteña.

Admite ser fiel oyente de radio Stereo 97 y la discoteca FORUM, centro de diversión de Sopocachi. Recuerda haber agarrado por primera vez el micrófono allá por 1991 en la discoteca Safari del Cruce Villa Adela de propiedad del exdirigente gremial Braulio Rocha, posteriormente hizo locución radiofónica en radio Chuquisaca, PCM y CNT.

Aquino, catalogado como uno de los referentes de los jueves de clásicos por su voz melódica y carisma con la gente, también ha dictado clases de locución radial en “Top 40”, semillero de voces radiofónicas de El Alto entre 2000 y 2004.

“El speaker es la persona encargada de entretener y divertir a la gente en un evento –fiesta– y un locutor es quien habla a través de la radio, como narrador de noticias, lee anuncios o pone música, además de fungir como voz en off para la televisión. Especialmente los que leen las noticias, hablan tratando de modular bien las palabras, utilizando dicción, articulación e impostación adecuada”, explica Aquino.

Ramiro Tarifa, Boris Navarro, Rafael Vásquez, fueron sus mentores en la animación y locución radial. Se define fanático de los clásicos y la música electrónica. Aquino es muy apreciado por sus amigos por su humildad y sencillez.

Willy Aquino es un apasionado de la radiodifusión en Bolivia y el mundo, pues en su hogar posee una biblioteca especializada en radiodifusión y oratoria, libros que retratan el surgimiento de las radios mineras y la comunicación oral. A sus 48 años de vida pretende registrar en un libro las memorias de discjockejs de El Alto y La Paz, escribir también la vida de los enganchadores y remembranzas de las amplificaciones.

Hoy, este emprendedor alteño dicta talleres de animación y locución radiofónica personalizados. Las personas interesadas en este ámbito de la comunicación pueden contactarse al número de WhatsApp 72576187.

Fuente: AM/Visor


0 comentarios:

Archivo