martes, 3 de octubre de 2017

Hospital del Norte inaugura remodelada sala de Terapia Intensiva

El Alto, 03 oct. (HDN-Com). – Paredes y pisos lavables, salas de aislamiento para personas con enfermedades complejas y duchas para los pacientes son algunas de las características con las que cuenta la remodelada Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital del Norte que será inaugurada en los próximos días.

En marzo de 2015, el nosocomio de Tercer Nivel ubicado en la zona Río Seco fue inaugurado por autoridades nacionales; sin embargo, éste no contaba con las características técnicas adecuadas, por lo que estas obras complementarias fueron realizadas durante la gestión del gobernador de La Paz, Félix Patzi, con el fin de mejorar las prestaciones médicas.

“Las paredes eran de estuco y pintura convencional, el piso de vinilo; ahora todo eso ha sido reemplazado por porcelanato que nos permite hacer el mantenimiento y limpieza correcta sin que haya desprendimientos de materiales que aumenten el riesgo a la salud de los pacientes, pero también de esa manera evitamos la propensión que tienen las infecciones para perdurar en un ambiente”, explicó el jefe de la UTI, Antonio Viruez.

Desde la inauguración del nosocomio de Tercer Nivel, hace dos años y medio, cerca de 350 personas con riesgo vital fueron internadas en la UTI, de las cuales más del 68% de los casos fueron exitosos con la supervivencia de los pacientes, estadística enmarcada con la de hospitales de otros países.

En la actualidad, la UTI del nosocomio alteño cuenta con una sala principal con ambientes y equipamiento adecuados para la atención de cinco personas y dos salas de aislamiento que son dispuestas para pacientes con inmunodepresión, a quienes se debe limitar el contacto con otras personas.

Para cada paciente se dispone de una cama especial, un ventilador que suple el mecanismo de respiración de los pulmones, una bomba de infusión que facilita la administración de los medicamentos, un monitor de signos vitales, oxígeno y un aspirador para retirar las secreciones de la boca, garganta y tráquea.

“Es una de las terapias intensivas con más capacidad de respuesta, comparada con otros hospitales incluso de la ciudad de La Paz, donde cuentan en promedio con tres espacios de internación. Además, contamos con una máquina de diálisis que no la tienen ni en clínicas privadas porque es de uso exclusivo para nuestros pacientes que están en terapia intensiva”, detalló el galeno.

De acuerdo con Viruez, otra particularidad de la UTI del nosocomio alteño es la atención polivalente, es decir, a pacientes derivados por problemas neuroquirúrgicos, gastroenterólogos, cardiólogos y de obstetricia, entre otros, con lo que su capacidad de atención es todavía más amplia, en comparación con otros hospitales en los que se focalizan en especialidades en concreto.

“Estos resultados positivos que tenemos es por el trabajo del personal. Tenemos seis médicos especialistas en Terapia Intensiva y Medicina Crítica que hacen turnos de 24 horas y que son apoyados por 14 enfermeras, la mayoría con formación en terapia intensiva”, argumentó Viruez, quien concluyó su formación académica en México.

PROYECTOS

La UTI del Hospital del Norte cuenta con cinco camas de tratamiento, tres en la sala principal y dos en las de aislados; sin embargo, se dispone de los equipos para soporte vital, control de signos vitales y reanimación para cinco, por lo que se iniciaron las gestiones para la compra del equipamiento requerido para incrementar su capacidad resolutiva.

“Algo que nos llama la atención es la afluencia de pacientes derivados por los servicios de Ginecobstetricia, ya sea porque sus embarazos se complican u otra situación, por eso estamos trabajando en un proyecto para crear una Unidad de Terapia Intensiva sólo para esos casos”, anunció Viruez.

Además, para los próximos años, el Hospital del Norte implementará la terapia intensiva pediátrica, para la que ya se cuenta con los ambientes necesarios para ofrecer la atención especializada a pacientes menores de 14 años.

//GMRC


0 comentarios:

Archivo