miércoles, 20 de septiembre de 2017

Yatiri en el ojo de la tormenta

Un curaca, también conocido como espiritista, devolvió a una mujer que acudió a sus servicios por un amarre de amor la suma de Bs 10.000, tras constatarse que el trabajo no fue efectivo.

El Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor informó a través de su página en internet que la mujer había acudido a esta persona “dispuesta a gastar todos sus ahorros” por el amarre cuyo costo alcanzaba a los Bs 15.000. Pero el servicio nunca tuvo resultado.

Marcela Fernández, técnico del Centro de Atención al Usuario y al Consumidor de La Paz, indicó que el curaca se comprometió a que en menos de una semana la usuaria recuperaría el amor de su esposo. Sin embargo, dijo que pasaron semanas y no obtuvo ningún resultado.

"Se convocaron a ambas partes a conciliar y se acordó la devolución de Bs. 10.000 a la usuaria", explicó. Recordó a la población que quiera contratar estos servicios que debe pedir un comprobante que justifique la relación de consumo (factura, nota de venta o recibo).

Por su parte, el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor, Guillermo Mendoza, recordó que existe un reglamento en aplicación del derecho a la información y prevención de publicidad engañosa o abusiva de servicios y productos, que tiene por objeto prevenir el incumplimiento del servicio ofertado y la utilización de la publicidad engañosa o abusiva.

"En una reunión con los representantes de la Asociación de Parapsicólogos y Ciencias Ocultas acordamos unir esfuerzos para eliminar la publicidad engañosa y abusiva de este rubro en medios de comunicación", dijo.

La Razón


0 comentarios:

Archivo