martes, 27 de junio de 2017

Proyecto universitario busca la producción de prendas con piel de trucha curtida de manera natural

El Alto, 27 Jun.- Este proyecto Universitario tiene como objetivo proponer alternativas a la industria de la curtiembre quienes utilizan métodos químicos para poder curtir el cuero de animales; empero el curtido natural de la piel de trucha es una alternativa más rentable y no contamina. Carteras, zapatos, bolsos, cinturones son algunos de los productos que se puede obtener de la piel de trucha, muy similar a los cueros de los mamíferos y ofrecen una resistencia notable.

Docentes y estudiantes de la carrera Ingeniería en Zootecnia e Industria Pecuaria de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) dedicaron dos años de investigación para perfeccionar el curtido de la piel de trucha. La idea nació en 2015 cuando los estudiantes de la Carrera se enteraron que la piel de los peces se lo utilizaba como cueros en el trópico boliviano; tres de ellos: Efraín Mamani, Tania Vela y Sonia Castro, junto a su catedrático William Saire, decidieron viajar al departamento del Beni para poder conocer el proceso de curtiembre de manera natural, allí descubrieron que este proceso se lo deben a un árbol llamado “Curupaú” cuya corteza amarga tiene altos índices de “tanino”, utilizado en la región para las curtiembres, según explicó el director de la carrera Erlan Gutiérrez Plata.

El “curupau” árbol que crece en el trópico puede llegar hasta los 27 metros de altura, su tronco es utilizado para la construcción de muebles y piso de parquet, muy rico en “tanino” sustancia química la cual se encuentra en el follaje y en la corteza. Los taninos poseen la cualidad de convertir las proteínas de la materia orgánica en materiales resistentes por lo que se utiliza de manera artesanal.

Según Gutiérrez, el proceso del curtido del cuero de la trucha consiste en que la piel debe entrar en maceración a temperatura caliente a través de elementos como el tanino que cumple la función de darle propiedades de resistencia, luego es secado, estirado, como todo cuero debe ser flexible y resistente.

A partir de este proyecto se experimentará si se tiene el mismo resultado curtiendo el cuero de otras especies como de ovejas, res, llama y conejo; los resultados se los dará a conocer a en la Feria Científica de la UPEA, en la que expondrán una variedad de productos confeccionados en cueros.

Unidad de Comunicación-UPEA


0 comentarios:

Archivo