miércoles, 12 de abril de 2017

Vicepresidente inauguró guardería en la Universidad Juan Misael Saracho de Tarija

Tarija, 12 de abril.- El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, inauguró una guardería en la Universidad Juan Misael Saracho, construida en el campus universitario, ubicado en la zona El Tejar, de la ciudad de Tarija, con una inversión de 6.231.046 bolivianos.

“Es una obligación de las entidades públicas y de las descentralizadas habilitar espacios que permitan el cuidado de los niños para que la mujer o el varón puedan desempeñar su actividad laboral y/o estudiantil y una guardería es para eso, para que el tener un hijo no sea una limitación para cumplir las expectativas personales”, aseveró el mandatario de Estado.

Asimismo, la autoridad nacional recordó a los presentes que la inamovilidad de sus fuentes laborales de las mujeres embarazadas y de las madres, hasta que sus hijos tengan un año de edad, también se aplica a los varones.

García Linera destacó la comodidad de la edificación que consta de tres plantas, en la baja se encuentra una sala de usos múltiples más su recepción general, una sala multiusos con su batería de baños, dos baños para niños y dos para niñas de tres a seis años; una enfermería, baños para adultos, hombres y mujeres, y personas discapacitadas; dos salas maternales con cuatro baños y un patio exterior donde también se encuentra un baño.

En la primera planta se halla la oficina para administración con su respectivo baño, también se construyó un depósito, un ambiente para trabajo social, otro para psicología, un aula más su cocineta con dos cambiadores, una sala de materiales, área de lavado, dos ambientes de lactantes, un vestidor más su depósito y dos baños, uno para varones y otro para mujeres.

Y en la segunda planta se tiene una terraza, un aula múltiple, baños y un ambiente para depósito.

“Esta no es la primera guardería que entregamos a las universidades, en todo el país, y estoy muy feliz porque sé que esto es muy útil, me duele ver a alumnas o alumnos que cortan su trayectoria personal educativa porque tienen hijos, un hijo no puede ser pretexto para que un joven no cumpla con sus sueños y para eso está esta guardería”, reflexionó.

La autoridad nacional indicó que en los últimos cien años el modelo de familia urbano-asalariada o profesional estuvo marcado por cierta división del trabajo, en la que el hombre era el proveedor, quien trabajaba, y la mujer se quedaba en casa al cuidado de los niños.

“Esto reflejaba una desigualdad de oportunidades porque las mujeres hipotecaban sus expectativas, asfixiaban sus capacidades en el mundo meramente doméstico-urbano, en tanto que los varones desplegaban sus iniciativas, sus capacidades, eran profesionales, iban al sindicato, tenían derechos sociales; esa fue una forma de jerarquización y de dominación del esfuerzo femenino”, complementó.

Pero esto cambió y ahora las mujeres asisten a las universidades y estudian y trabajan a la par de los varones; pero aún existe una división del trabajo familiar en el que las mujeres deben dedicar más tiempo a los hijos, lo que a veces les dificulta seguir con sus estudios o con el trabajo, lo que también puede pasar a los varones.

“Ahora es otro tiempo en el que hay más igualdad, varón proveedor, mujer proveedora; varón con sueños y con acción creativa, mujer con sueños y acción creativa; varón con profesión, mujer con profesión; mujer asalariada, varón asalariado y ambos compartiendo el cuidado de los hijos”, complementó la autoridad nacional.

Bolivia Vice


0 comentarios:

Archivo