lunes, 27 de julio de 2015

Eliminatorias Rusia 2018: Bolivia debutará frente a Uruguay

Sin dirección al frente en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), la Selección Nacional no puede dar ni un paso adelante ni atrás para su presentación en la fase clasificatoria del mundial Rusia 2018, que ya presentó su rol de partidos y en el caso del cuadro boliviano arranca en condición de local frente a Uruguay en octubre.

Con Carlos Chávez (presidente de la Federación) detenido en Palmasola, Jorge Justiniano (segundo vicepresidente) trasladado a la cárcel de Cobija, Alberto Lozada (secretario Ejecutivo) cumpliendo detención domiciliaria y Pedro Zambrano (secretario General) hospitalizado en Trinidad después de estar horas en el centro penitenciario de Mocovi en Trinidad, no es posible tomar decisiones relacionadas a la actuación del seleccionado boliviano.

Del Comité Ejecutivo de la FBF quedaron Marco Ortega (primer vicepresidente) y Wálter Zuleta (tesorero), quienes están al margen de las acusaciones de estafa agravada, entre otros, que pesa sobre los demás miembros. Pese esto no pueden autorizar nada y esto deja al equipo verde bajo una incógnita. A esto se suma que las cuentas de la Federación están congeladas por decisión de los fiscales.

Tras el sorteo del rol de partidos de las clasificatorias restan dos meses para iniciar la carrera rumbo a la Copa Mundial Rusia 2018, mientras los demás países participantes alistan la parte organizativa en Bolivia no hay nada claro y crecen las dudas, porque se requiere elegir el lugar de concentración, los escenarios para entrenar, firmar acuerdos con auspiciadores, alistar el material deportivo, definir los precios de los abonos, hacer la reserva para viajar a Quito ya que días después de jugar contra Uruguay en La Paz el equipo boliviano visitará a Ecuador, entre otros temas.

Antes que Chávez pierda su facultad del mandamás del fútbol boliviano, convocó a un Congreso Extraordinario para el 9 de octubre en Santa Cruz, donde se discutiría -por solicitud de la Liga- su permanencia en el cargo y hacer modificaciones en el estatuto, pero todo se vino abajo y la realización de esta reunión quedó colgada.

Entretanto, la Liga y la Asociación Nacional de Fútbol, cada uno por su lado, analiza cuál será la posición que tomarán. Con una entidad federativa desfigurada, no hay una instancia estatutaria para convocar a una cita entre los dirigentes de estas dos instituciones para llevar adelante el Congreso y aclarar el panorama apartando de esta manera las varias interpretaciones que emergen.

Rivales

Antes de comenzar la competencia oficial existe una fecha Fifa los primeros días de septiembre, oportunidad para que las selecciones sostengan cotejos de preparación y en este caso Bolivia también está rezagada.

Uruguay será el primer rival del elenco boliviano en las eliminatorias y ya tiene programado un amistoso contra Panamá el 4 de septiembre en el estadio Rommel Fernández de ciudad de Panamá y el 8 de septiembre enfrenta a Costa Rica en el estadio Nacional en la ciudad tica de San José.

El otro oponente inmediato del cuadro verde será Ecuador, cuyo técnico Gustavo Quinteros planifica el partido del 8 de septiembre ante Honduras en Quito.

Los demás selecciones tienen en su agenda estos compromisos: Perú juega ante Estados Unidos en Washington el 4 de septiembre, Chile ante Paraguay en Santiago el 5, Colombia contra Perú en New York el 8, Venezuela frente a Panamá en Puerto Ordaz el 8 y Argentina ante México en Arlington (Estados Unidos) el 8 de septiembre.

Cuerpo técnico

Después que el Comité Ejecutivo decidió prescindir de los servicios de Mauricio Soria, Lozada no tuvo el tiempo para hablar con el profesional y transmitirle esto aumentando la incertidumbre, ya que continuaría siendo el entrenador con un contrato que sigue corriendo.

Radio Fides

0 comentarios:

Archivo