viernes, 1 de mayo de 2015

Historia Día Internacional del Trabajo

Cada 1ro de mayo, en Bolivia y algunos países, se agasajan a los trabajadores. Estos hombres y mujeres deben enfrentar diversos obstáculos para llegar a sus metas. Por ello en esta edición de El Sol, se muestra a cuatro ejemplos de vida de personas que le ponen el hombro día a día al trabajo para conseguir el pan de cada jornada y así poder llevarlo a su casa para compartirlo con la familia. ¿Quieres conocer las historias de estas personas?

¿Por qué se celebra el Día del Trabajo? Desde su establecimiento en la mayoría de países, en el año 1889, esta es una jornada donde se recuerda a los trabajadores que murieron, en mayo de 1886, en la huelga de Chicago, Estados Unidos. Los mismos lucharon porque se respeten las ocho horas laborales.

Los decretos. Hace unos días, el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, anunció que el Gobierno alista un paquete de normas jurídicas para hoy. La autoridad anticipó que un primer borrador de la nueva Ley General de Trabajo forma parte de este grupo. Además dijo que se emitirán tres decretos que regularán derechos de los trabajadores.

Lorena Quiroz - Encargada de producción en Comunicarte
Comenzó armando trapers. "Estudiaba contaduría y al finalizar el primer año, una compañera me pidió que la acompañe a buscar trabajo. La acompañé por curiosidad y al finalizar la entrevista laboral, la que se quedó fui yo y no ella", contó. Luego de ir por varias empresas, donde adquirió experiencia en armado de textos y otros materiales, llega a Comunicarte. "En ese tiempo no se llamaba así y era una empresa que distribuía material de imprenta. Ahí fui creciendo gracias a la experiencia acumulada", indicó la actual jefa de Producción de Comunicarte, empresa en la que lleva 10 años. "Una de las motivaciones para seguir en esto tanto tiempo son mis dos hijos y el cariño que le tengo a la empresa, que siempre se ha portado bien conmigo", comentó.

Mauro Rojas - Propietario de lubricentro Callejas
"Cuando uno es joven, a veces, no sabe que va a hacer para su futuro", contó Mauro Rojas, propietario de la estación de servicio Lubricentro Callejas. Rojas comenzó como ayudante de tornero, "pero gracias a la insistencia de mi suegro me interesó el tema de los fierros. Entonces ingresé a Infocal a hacer el curso de mecánica automotriz, especializándome en motor a gasolina y diésel", explicó el hombre que comenzó como ayudante de mecánico y ahora administra su propio negocio. "Para esta labor no solo se requiere saber cambiar piezas, sino que hay que actualizarse constantemente porque todo se va modernizando", comentó Rojas, que lleva en el negocio cerca de 10 años y agradece a Dios que siempre tiene trabajo.

Rosmery Saniza - Propietaria de Biostética Mery
"Los sueños siempre se realizan", es una de las frases que ha marcado el camino de Rosmery Saniza, propietaria del Biostética Mery. El corte de pelo y los salones de belleza han estado presentes en la vida de la entrevistada desde su juventud. "Paralelamente a mi último año de colegio ingresé a una academia de corte, al graduarme mi hermano me regaló mi primera secadora de pelo y un viaje a Brasil. Ahí me especialicé en esto y al poco tiempo volví directo a trabajar", contó. Luego de incursionar como estilista en diferentes salones de belleza, decidió abrir su propio negocio. "Quería independizarme y empezar a ganar más dinero", comentó. Uno de los motivos para seguir trabajando es haber ayudado sus hermanos menores a graduarse en medicina.

Ma. Angélica Aramayo - Recursos humanos en Urrutibehety
Son 27 los años que María Angélica lleva en esta empresa. "Comencé en limpieza y de ahí fui metiéndome más en la institución", contó la entrevistada. Gracias a algunas capacitaciones y cursos en secretariado logró ingresar a la oficina de Recursos Humanos de Urrutibehety. "Pasé por diversos cargos hasta llegar a mi actual puesto", relató. Entre los motivos por los cuales sigue en la empresa, es el cariño y los beneficios sociales que brinda. "El seguro médico, por ejemplo, también llega a mi familia y pensando en ellos es que me mantengo acá", destacó la señora Angélica, madre de un joven de 19 años que se encuentra estudiando la carrera de Telecomunicaciones. "El ambiente cordial y cariño a esta empresa harán que me jubile acá", destacó.

0 comentarios:

Archivo