viernes, 1 de mayo de 2015

Evo fija en Bs1.656 el mínimo nacional y en 8,5% el aumento salarial

El gobierno de Evo Morales confirmó este viernes que el incremento salarial para los trabajadores alcanza a 8,5% y fija el mínimo nacional en 1.656 bolivianos. El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, señaló que se hizo una constante el incremento por encima de la inflación, lo que se refleja en la mantención del poder adquisitivo.

“Hemos empezado desde 2006 hasta llegar el año pasado a 1.440 bolivianos el salario mínimo nacional y que representaba para los trabajadores sustantivos incrementos”, indicó. La autoridad de economía señaló que los incrementos fueron consensuados con la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y otros sectores sociales.

El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, junto al resto de la administración pública también son beneficiarios de la suba de sueldos, según los alcances del Decreto Supremo aprobado en las últimas horas.

El primer mandatario gana desde enero 21.483 bolivianos, es decir eleva sus ingresos en 1.683 bolivianos.

En la ceremonia que se cumplió en el Palacio de Gobierno no participó el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la COB, supuestamente porque no se atendió otras demandas, entre ellas la vacación anual acumulativa.

Detalles

Luis Arce Catacora indicó que el aumento salarial alcanza a 200% en términos nominales desde 2006. “Cuando uno compara el incremento salarial desde 1996 a 2005 sólo alcanzo al 37%. Desde ese año a 2015 podemos decir que el incremento real con poder adquisitivo es de un 87%. Eso quiere decir que uno de los elementos fundamentales de la economía es el sucesivo incremento del poder adquisitivo”, señaló.

De acuerdo a los alcances del Decreto, los sectores: Salud, Educación, Policía, Fuerzas Armadas y privados se benefician con el incremento del 8,5%, superior al 5,2% de inflación. El incremento será inversamente proporcional.

Para el resto de los sectores el aumento es lineal y retroactivo al 1 de enero de 2015. Los servidores públicos (en los tres poderes del estado) –mediante otro DS- acceden a un incremento del 8% de manera lineal.

Para que los trabajadores de empresas públicas accedan a una suba se determinan requisitos obligatorios, entre ellas el estado financiero, rendimiento y utilidades operativas. Estas entidades no pueden elevar los precios de sus servicios. Además deben presentar sus estados financieros.

El Conape y gabinete ministerial definirán si aprueban sus nuevas expectativas salariales.

En otro decreto también se determinó que las personalidades jurídicas de sindicatos sólo serán tramitadas ante el Ministerio de Trabajo, para la emisión de una resolución suprema y firmada posteriormente en la Presidencia.

Erbol

0 comentarios:

Archivo