viernes, 10 de abril de 2015

Empresa Manaco en el ojo de la tormenta

La Paz, 9 de abril.- Trabajadores de Manaco tomaron este viernes la fábrica de calzados de Cochabamba e instalaron un piquete de ayuno voluntario exigiendo la reapertura de la sección curtiembre, cerrada en 2013 por sus dueños para paliar las dificultades económicas.

Tras cuatro días de huelga protagonizada por 500 trabajadores de Manaco, se radicalizaron las medidas el viernes por la mañana.

Los trabajadores exigen que la sección curtiembre sea reabierta y sus empleados, repuestos en sus cargos. La empresa distribuyó a esos funcionarios en otras secciones de la compañía, pero los trabajadores aseguran que al hacerlo les fueron reducidos sus sueldos.

Marco Siles, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de Manaco, señaló que ante la falta de voluntad para dar solución a este conflicto, a las cinco de la mañana un grupo de trabajadores tomó la fábrica, para lo cual contó con el apoyo del Comité Cívico y gremiales de Quillacollo.

“A las 5 de la mañana hemos tomado al empresa para poner precedente, (…) vamos a ir a las últimas consecuencias, en este momento los compañeros están dentro de la empresa y esta tarde se van a unir nuestras familias, hijos, esposas”, señaló.

El jueves se tenía prevista una reunión entre trabajadores y la gerencia, pero fracasó el intento ya que los ejecutivos de la empresa no presentaron una nota en la que indicaron que no tuvieron tiempo suficiente para conformar una comisión y asistir a la misma, señala una nota de Los Tiempos.

ANF

0 comentarios:

Archivo