miércoles, 8 de abril de 2015

Consejos para educar a tu hijo - Padres

Su padre le dio permiso de ir a la fiesta, después de que yo le dije que no", contó muy molesta Julia (nombre ficticio), madre de un adolescente de 14 años. Esta es una historia de las muchas tantas que se pueden contar en un hogar y cuyos efectos solo se miden después de que pasó la etapa más difícil para cualquier persona, la adolescencia.

¿Por qué se contradicen? La psicopedagoga Nadia Rocabado expresó: "Generalmente porque son dos personas individuales, que han sido educados con diferentes modelos de crianza, entonces cada quien tiene una perspectiva diferente de cómo criar a sus hijos, cada uno tiene su propia concepción de lo que es educación. Por ello, no pueden llegar al consenso". Además acotó que siempre hay uno más permisivo y otro más autoritario.

Pugna de poder. El psicólogo, Óscar Urzagasti, indicó que en el sistema parental hay funciones. Si estas no están claras van a ser contraórdenes que pueden generar una pugna entre ambos padres por las relaciones de poder. "Tienen que analizar la rivalidad de poder, porque es como que yo autorizo y yo tengo el poder, yo desautorizo y tengo el poder, pero si el problema es mucho más grande se lo paso al otro. Lo ideal es tener reglas generalizadas".

Consecuencia. La psicopedagoga mencionó que "van a tener adolescentes confundidos, la mamá va a decir que no, pero va a ir con el padre y él le va a decir que sí", apuntó. Para la especialista, otra de las consecuencias es que los menores pueden manipular a los padres para salirse con la suya.

¿Qué deben hacer? La especialista señaló que los progenitores deben sentarse a conversar hasta llegar a un consenso. ¿Qué clases de hijos quieren formar?, ¿qué clase de familia quieren ser?. El castigo debe ser acorde a lo que diga el padre y se acomode a lo que diga la madre, debe ser un acuerdo y ambos no deben contradecirse.

Ponerse de acuerdo. Rocabado explicó que "es de vital importancia que los padres se pongan de acuerdo al educar a sus hijos, porque podría crear una ambivalencia en su hijo, más aún en la adolescencia", sostuvo. Para la profesional, las contradicciones no ayudan ni siquiera a la formación del carácter del o la muchacha.

0 comentarios:

Archivo