viernes, 10 de abril de 2015

Consejos para consumir queso - Mujeres

Nuestra alimentación puede influir en nuestro carácter, hábitos cotidianos y relaciones personales. Pero, ¿hasta qué punto pueden ser determinantes? Según una reciente encuesta realizada por Skout, la red social más grande del mundo para conocer gente, hay un alimento que marca importantes diferencias en nuestra forma de ser y, atentos, en la cantidad de sexo que practicamos: el queso.

Claro que todo depende de cómo se coma. Diferencian entre las personas a las que les gusta el queso fundido –las lonchas típicas que se utilizan para los sándwiches– y aquellas que lo prefieren sin calentar. Y las diferencias son bastante notables.


Según publicaron en Skout, de la forma en la que las personas comen queso se pueden extraer datos sus preferencias vitales. De las 4.600 personas que participaron en la encuesta, el 73% de los amantes del queso a la parrilla tienen relaciones sexuales al menos una vez al mes en comparación con del 63% de los que no aman el queso fundido.

Pero hay más, 3 de cada 10 amantes de los sándwiches calentitos declararon practicar sexo al menos 6 veces al mes, mientras que apenas el 27% de los que lo prefieren del tiempo se acercan a esta media.

La encuesta también señala que los amantes del queso fundido son más solidarios y aventureros que los que comen queso así sin más, sin calentarlo ni nada. Vaya gente.

El 81% de los participantes de los que gratinan sus platos y emparrillan sus sándwiches afirmaron haber donado tiempo, comida o dinero para las personas necesitadas. Son todo amor. Y no sólo eso, que si tiene que ir a ayudar van, porque el 84% declaró que adoraba viajar (otra cosa es que lo hagan, porque un nada desdeñable 78% de los que no comen queso fundido también declararon que lo que es gustarles la idea de viajar claro que les atraía).

El queso es ¿afrodisiaco?

Pese a los resultados de esta encuesta –que ha realizado con motivo del Día Internacional del Queso al grill o a la parrilla que se celebra el próximo 12 de abril– el queso no es un alimento que pueda considerarse óptimo para tener una vida sexual activa y placentera.

Al contrario. Como derivado de los lácteos, puede ser una excelente fuente de proteínas –que ayudan al crecimiento muscular y a aumentar los niveles de testosterona– pero algunos tipos de quesos son altos en grasas saturadas y pueden ser muy perjudiciales para las arterias.

3 de cada 10 amantes de los sándwiches calentitos declararon practicar sexo al menos 6 veces al mes

Además, si lo consumimos en exceso puede derivar en problemas estomacales, digestiones pesadas e incluso, sobre todo los quesos fuertes en sabor, gases. Ojo con lo que pongas de picoteo en la cena porque hincharte a queso puede impedir que te desenvuelvas con soltura en la cama. Ah, y dato importantísimo: los lácteos hacen que los fluidos corporales adquieran un sabor ácido algo fuerte…

Caliente o frío, no parece el alimento ideal para disfrutar de una noche desenfrenada de lujuria y pasión. Puede que eso explique que 7 de cada 10 aseguren practicar sexo un día de cada treinta… Mejor no saber qué pasa con el 30% restante.

0 comentarios:

Archivo