viernes, 6 de marzo de 2015

Consejos para prevenir la ira reprimida - Mujeres

La ira es un sentimiento que puede ocasionar trastornos en la adolescencia. Si este se reprime, puede causarle desde daño emocional hasta físico. ¿Cómo darse cuenta?, ¿qué hacer en ese caso? y ¿a quién pedir ayuda? son preguntas que los expertos responden a continuación.

Dibujos. El psicólogo, Christian Andre, indica que los padres pueden fijarse en los dibujos extraños o violentos que el adolescente realiza en las esquinas de su cuaderno.

Silencioso. La psicopedagoga, Nadia Rocabado, señala que “generalmente son muchachos que siempre están callados que no emiten alguna respuesta, que no son lo suficientemente comunicativos. No cuentan a sus padres, ni a los profesores lo que les está pasando. Ellos se lo van guardando”.

Contestones. Rocabado explica que cuando el adolescente llega a su límite, puede explotar, "va a contestar de mala manera, tira las cosas, quiere estar solo y se muestra intolerante ante la frustración". Andre sostiene que los padres pueden darse cuenta por la conducta extraña con sus hermanos.

Constante irritabilidad. Para Andre, la adolescencia es una etapa de cambio, pero si él o ella están constantemente irritables es una señal de que se encuentran molestos por algo.

Aislamiento excesivo. La experta explica que los adolescentes se van a aislar totalmente, no hablan con nadie, están con mal ánimo. Agrega que ellos se identifican con la música que escuchan, cambian su forma de vestir y de actuar. "De por sí la adolescencia es una etapa de cambios, pero la ira puede causar estragos. Se debe estar atento", apuntan los especialistas.

¿Qué hacer?. Rocabado recomienda que se debe apelar al diálogo, por más que el hijo no quiera hablar. Hay que buscar mecanismos para que los muchachos se desahoguen, pueden recurrir al deporte, pero si ellos se niegan o se cierran y no quieren hablar con los padres tienen que buscar ayuda profesional.

Problemas de salud. "Los problemas gastrointestinales como la gastritis son provocados por el mal manejo emocional", declara Andre. Comenta que existen estudios tanto en adolescentes, jóvenes y adultos, entre 20 y 22 años de edad, que presentan dolores de cabeza frecuentes, más conocido como jaqueca, producto del mal manejo emocional.

0 comentarios:

Archivo