lunes, 16 de febrero de 2015

Consejos para el buen uso de la musicoterapia - Ancianos

La música, al ser un fenómeno que actúa directamente sobre las emociones de los seres humanos, permite potenciarlas y movilizarlas con finalidades terapéuticas. Todas las personas, y por lo tanto también aquellas que ya son más mayores, tienen capacidades para desarrollar habilidades musicales, incluso aquellas que presentan limitaciones de tipo físico o psíquico. Dichas habilidades se pueden reconducir con objetivos terapéuticos, realizando actividades como cantar, moverse con la música, tocar instrumentos, componer letras y melodías, comprender la música que se escucha, incluso aprender música. De esta forma se puede trabajar: Capacidades cognitivas como la memoria, el lenguaje, la imaginación o la atención, capacidades físicas como la coordinación, el control muscular, la activación del flujo sanguíneo, relajar, aspectos emocionales y sociales para incidir positivamente en el estado de ánimo, mejorar la autoestima, fomentar la integración y la vinculación social, entre otros aspectos.

0 comentarios:

Archivo