sábado, 24 de enero de 2015

Consejos para tener un cuello más esbelto y firme - Mujeres

El subcutáneo es solo una lámina muscular situada justo debajo de la piel y que se extiende desde el tórax hasta la cara. Aunque no tiene una acción directa en los movimientos de la cabeza es el que interviene en los gestos de la mímica, llevando hacia abajo el mentón y los labios. Por eso, para evitar que a este músculo lámina se le formen arrugas y la doble barbilla o “papada”, hay que ejercitarlo llevando hacia abajo y hacia atrás la comisura de los labios y practicar un par de veces al día el gesto de disgusto o decepción poniendo tensos los músculos del mentón y haciendo de unas 15 a 20 repeticiones seguidas por vez. Por otra parte, para mantener el cuello joven, flexible y descontracturado, se deben realizar todos los movimientos naturales que hace la cabeza sobre la columna. Es decir, flexiones, extensiones, inclinaciones y rotaciones laterales en los que además del esternocleidomastoideo y los esplenios trabajan también los trapecios. A todos ellos conviene masajearlos con el canto o borde de la mano en forma previa a los ejercicios. El trapecio, aunque se lo considera más relacionado con los hombros, es un músculo que tiene mucho que ver con el cuello pues sus inserciones superiores se fijan en las vértebras de la nuca.


0 comentarios:

Archivo