miércoles, 10 de diciembre de 2014

Tito de la Viña devela su vida

Tito de la Viña contó a Erbol que en 62 años de periodista deportivo logró “cantar” al menos 20 mil goles en transmisiones de fútbol.

Lúcido en el momento de recordar instantes claves de la historia del fútbol boliviano y preciso en el manejo de datos, este hombre apasionado de la redonda, desgranó sus secretos mejor guardados.

Miles y miles de goles

Don Tito, ¿cuántos goles gritó en toda su trayectoria de periodista deportivo?

-Aproximadamente más de 20 mil goles.

¿Tantos?

-Calcule 200 partidos por año más o menos

¿Cuántos años en la actividad del periodismo deportivo?

-Son 62 años en radio

¿Y relatando?

-Dos años menos. Yo empecé el 51 y el 53 ya estaba relatando, de manera que a poco del comienzo.

¿Y el mejor gol que haya gritado?

-Son varios

¿Puede citar algunos?

-Por ejemplo los goles de las finales de los mundiales, por ejemplo el cotejo entre Alemania y España, en Italia o sino la final Argentina-Holanda en Argentina.

Usted tiene una memoria sorprendente

-Lo que pasa es que uno guarda en la retina goles históricos.

¿Sólo mundiales?

-También los goles de Copas Libertadores, goles de Copas América. He transmitido muchos partidos.

¿Cuál es el gol que grito con más entusiasmo?

-Yo diría que el gol más lindo fue el de (Marco Antonio) Etcheverry que le hizo a Brasil (en las eliminatorias de Estados Unidos 1994). Fue importante por la característica que tuvo y la recepción de la gente.

¿Usted presiente los goles o activa su entusiasmo cuando el balón ya ingresa al arco contrario?

-Se presiente, hay jugadas clarísimas que no necesitan elementos condicionantes.

¿Es por la experiencia o la vivencia?

-Había un estilo de relato que se adelantaba al gol que lo cantaba (el desaparecido relator argentino) José María Muñoz y yo lo cantaba con ese mismo estilo.

¿Es decir usted se anticipa a la acción que ejecutará el delantero?

-Así es. Yo empiezo a gritar gol, gol, gol, gol...

¿Tendría que suceder algo extraordinario para que ese grito se calle porque no se produjo el gol?

-Así es

¿Hubo goles extraordinarios?

-Claro que sí, el gol de Maradona en 1986 en México. El argentino se llevó el balón desde media cancha, eludió a seis ingleses, quedó en el camino y frente al arquero lo único que le quedaba era marcar el gol. Tenía todo el arco a su disposición.

¿Un gol insólito que recuerde?

-Un gol que se metió el arquero de Oriente Petrolero en 1977, él se metió el gol. Antes se llamaban de película esos goles y ahora se denominan bloopers. Hay goles tontos, zonzos, goles que tienen al arquero o al defensor como culpable.

¿De qué jugador le gustaba gritar los goles?

-Del maestro Victor Agustión Ugarte, era un genio. Era para Bolivia lo que Maradona para Argentina. A este tipo la pelota lo subía de taquito, lo bajaba y cuando el rival estaba anulado. Marcaba los goles maravillosos, espectaculares.

Erbol

0 comentarios:

Archivo