domingo, 21 de septiembre de 2014

Consejos para cuidar su vehículo

Muchas veces al momento de conducir, se siente una especie de vibración tanto en el volante como con otros componentes del automóvil. Lo peor de todo es que la mayoría de las veces, no se tiene ni idea de dónde viene el problema. Por eso, la gente del taller "Daytona Autoservice", detalla algunas razones por las cuales se genera este inconveniente y poder darle una solución.

Problemas del motor. Algunas veces, la vibración emana del compartimiento del motor, esto puede ser, porque el propulsor no está recibiendo suficiente aire, gasolina o hay algo mal con las bujías. Síntomas: el auto vibra durante la aceleración, se sacude durante un rango específico de velocidad, enciende bien y se maneja correctamente al principio, pero después empieza a menearse. Estos síntomas son indicadores que necesitas un par de bujías nuevas.

Problemas en el eje. Los autos están llenos de diversas partes rotatorias que necesitan funcionar de esa manera para trabajar apropiadamente. Entre estas están los ejes. Estos se pueden dañar "fácilmente" durante un choque y con ello torcerse, generando una vibración en el auto cuando se circula a altas velocidades. Un problema relacionado y que puede requerir inspección es el eje de transmisión. Esta parte que gira rápidamente, pasa la potencia del motor al eje trasero y ruedas donde la tracción es posterior. Si esta pieza se encuentra doblada puede generar vibración.

Problemas en los frenos. Si al conducir el vehículo y al presionar el pedal del freno, este empieza a vibrar, seguramente hay un problema en los rotores.

El rotor es el componente brillante y con forma de disco que forma parte del sistema de frenos. Este puede pandearse y rasgarse, a causa del sobrecalentamiento generado por frenar más de lo normal; a un punto donde el disco ya no aguanta. En lugar de estar completamente plano, está acabado y disparejo en su superficie. Los calipers y balatas al momento de apretar el disco, intentan detener el auto, por lo que no pueden agarrarse de un rotor deteriorado.

Rines inestables. Un rin es inestable o tiene mucho juego, debido a que los birlos no lo están sujetando debidamente al eje motriz. Los dados puede que estén solo flojos y se necesite apretarlos, pero por otra parte, quizá están dañados, por lo que sus cuerdas o cabeza ya no soportan la presión a la que son sometidos. Otra razón es que el rin esté desviado. Esto significa que su estructura está torcida provocando que su rotación circular no esté perfecta al momento de girar.

Problemas en la llanta. Los problemas relacionados con los neumáticos son muchos: si el auto vibra a ciertas velocidades, se necesita un servicio de balanceo, si la huella de la llanta está muy gastada, se requiere cambiar neumáticos, si estos no se han deteriorado parejo, es necesario el balanceo, ruedan de forma dispareja, fuera de su rotación, hay que cambiarlas.

Siempre es importante que si el problema no es visible, se pida ayuda al mecánico o especialista, para solucionarlo.

0 comentarios:

Archivo