martes, 29 de julio de 2014

Luiz Felipe Scolari es nuevo entrenador del Gremio de Porto Alegre

El exseleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari fue anunciado ayer, como el nuevo entrenador del Gremio de Porto Alegre (sur), tres semanas después del humillante 7-1 que dejó a Brasil fuera de "su" Mundial. Felipao, que ya dirigió a Gremio en dos oportunidades y con el que ganó la Copa Libertadores de 1995, será presentado hoy. "Estoy contento de regresar a un club al que siempre le tuve cariño. Quiero realizar un gran trabajo con Gremio", dijo Felipao, citado por la prensa local.

Su llegada. Esta será su tercera vez al frente del Gremio, al que previamente entrenó en 1987 y entre 1993 y 1996. En el banquillo le acompañarán los auxiliares Ivo Wortman, que ya fue entrenador del equipo, y Flávio Cunha Teixeira, conocido como Murtosa, que también fue su asistente en el combinado "amarelinho". En 352 juegos conquistó 11 títulos con el equipo gaucho, que incluye además de la Libertadores-1995, la Recopa Sudamericana un año después, el Campeonato Brasileño de 1996, tres campeonatos del estado de Río Grande do Sul (sur) -en 1987, 1995 y 1996- y una Copa do Brasil en 1994. Gremio marcha décimo en el Brasileirao, después de caer el domingo por 3-2 ante Curitiba en casa, que le costó el puesto a Moreira.

El capitán del equipo, el argentino Hernán Barcos, aplaudió el trabajo de Felipao y aseguró que "tiene mucha cosa buena para decir sobre él". "La confianza que él transmite es fundamental y la experiencia que tiene para mantener el grupo unido es importante. Ese trabajo lo hace muy bien", dijo antes de que fuera oficializado el nombramiento.

Sobre la selección. Scolari aseguró que la derrota de Brasil ante Alemania por 7-1 fue el "peor día de su vida", pero también dijo que la vida seguía adelante. "Voy a ser recordado por haber sido el entrenador del 7-1. Los riesgos los asumimos y ahora tengo que asimilar y seguir adelante, es eso lo que voy a hacer", aseguró pocos minutos después de ese partido el 8 de julio en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. Y tres semanas después del "Mineirazo", consiguió otro trabajo. El último equipo brasileño que Felipao entrenó fue el Palmeiras (2010-2012), del que fue despedido, tras una mala racha que lo lanzó a la segunda división. Scolari es famoso por ser un entrenador de mano de hierro, pero al mismo tiempo, asume un papel de padre frente a sus jugadores. En el Mundial-2002, logró armar a un grupo compacto y que tuvo un final feliz con el pentacampeonato, uno que no se repitió en 2014.

0 comentarios:

Archivo