domingo, 13 de julio de 2014

Alemania se corona campeón del mundo: Brasil 2014

Tras una histórica participación, Alemania obtuvo el mayor titulo mundialista luego de vencer por una tanto contra cero a Argentina en el estadio Maracaná, en el marco del Mundial Brasil 2014.

Gotze marcó la diferencia al minuto 113 del encuentro desarrollado este domingo. Con esta victoria Alemania logra por primera vez el título en suelo sudamericano. La alegría por dicha victoria la manifestó, desde las tribunas la canciller alemana, Angela Merkel que viajó a Brasil para dicho evento futbolístico.

Alemania de blanco y Argentina de azul, saltaron a la cancha del coloso de Río de Janeiro para enfrascarse en un duelo a muerte, donde al final el vencedor fue el cuadro europeo.

Los primeros quince minutos fueron del cuadro teutón dirigido por Joachim Löw, manejaban la posesión del balón. Apenas al minuto 3, Alemania desperdició un balón parado a favor y Gonzalo Higuaín replicó para los sudamericanos enviando un remate a un costado de la cabaña de Manuel Neuer; esto era el primer aviso de lo que argentino estaba por devorarse.

Al minuto 16, Kramer sufrió un fuerte impacto con el defensa sudamericano Ezequiel Garay situación que más tarde derivó en la salida del alemán por el ingreso del delantero Andre Schürrle.

Al minuto 20 el delantero del Napoli, Higuaín se encontró con un regalo de la zaga alemana, linderos del área, botando y sin marca, el sueño de todo delantero y el argentino ni siquiera le dio dirección de gol a su disparo, imperdonable error.

Nueve minutos más tarde, excelsa definición del mismo hombre, que remató a botepronto un centro por el costado derecho y que mandó a guardar en la cabaña teutona, festejo desmedido del delantero que culminó en decepción al ver la bandera levantada del asistente invalidando la jugada por un claro fuera de lugar.

Höwedes, jugando gratis desde el minuto 32 por una plancha sobre Pablo Zabaleta, tuvo en su cabeza lo que pudo ser el 1-0 tras rematar un tiro de esquina en el agregado del primer tiempo sin encontrar fortuna al enviar el esférico al palo de la cabaña defendida por Sergio Romero.

Totalmente desbocados, con la consigna de adelantarse en el marcador antes que el rival, Argentina, vía Lionel Messi, tuvo al 46 esa jugada que pudo consagrarlo como un héroe nacional en tierras sudamericanas pero la caprichosa Brazuca besó el poste del arco alemán y el grito del gol murió ahogado en la garganta de millones de Argentinos.

Bajo el cobijo de miles de alemanes y brasileños presentes en el Maracaná, los de Löw comenzaron a inclinar la cancha a su favor y con buena distribución del esférico buscaron maniatar a los 'locales'. Al 70 la fórmula casi fructifica, un par de paredes dentro del área argentina y Schürrle incapaz de controlar el esférico, se pierde una clara para los germanos.

Tres minutos más tarde los alemanes incendiaron el área de Romero, una vez más la incapacidad ofensiva de Höwedes evitó que éste se diera la vuelta e impactar para colocar la ventaja germana en el luminoso, instantes después fue Toni Kross quien recibió un balón en diagonal y con displicencia envió su disparo a un costado de la portería, los teutones no la querían meter.

90 minutos no fueron suficientes a pesar de las múltiples aproximaciones que ambas selecciones presentaron, no pudieron definir un digno encuentro de final de Copa del Mundo en tiempo regular.

Al minuto 113 llegó Mario Götze con una poesía de jugada dentro del área argentina, bajando el balón con el pecho y antes de que éste tocara el suelo impactó de media vuelta para cruzar a Romero y con esa magistral definición entregarle a la Mannschaft su cuarta Copa del Mundo, el primer europeo en conquistar la copa fuera de su continente.

Cada cuatro años, 32 selecciones viajan a un país determinado para pelear por el trofeo más codiciado en el mundo del futbol, la Copa del Mundo; en 2014 la cita fue en Brasil, y después de un mes de apasionantes encuentros, Alemania y Argentina llegaban a la cita final por la gloria balompédica. El escenario, el mítico Maracaná, estadio que hoy vio a Alemania hacerse con el cuarto trofeo mundial en sus vitrinas.

Mundial 2014

0 comentarios:

Archivo