domingo, 13 de julio de 2014

Alemania es Tetracampeón: Brasil 2014

Rio de Janeiro.- El Mundial de las Sorpresas es un adjetivo hueco y alejado de la realidad que se ha manifestado hasta este domingo. Los hechos ocurridos en Brasil 2014, a primera vista, fueron calificados de sorprendentes; pero los partidos desarrollados hasta este domingo 13, han concluido con un justo campeón: Alemania, la selección que mejor juego equipo demostró y la que ofreció un desempeño y espectáculo estable, sólido y sin estridencias.

En un Mundial intenso, lleno de noticias, Alemania se coronó campeón de Brasil 2014 al ganar en la prórroga de la final a Argentina (1-0) en el estadio de Maracaná de Río de Janeiro. Esta tarde sumó su cuarto título de esta competición y levantó la soñada Copa después de 24 años, ante el mismo rival con idéntico marcador.

Suiza 1954 y Alemania 1974 completan los éxitos en el torneo de la selección germana, ya en el segundo escalón del palmarés de los Mundiales, igualada con Italia, campeona en su país en 1934, en Francia 1938, en España 1982 y en Alemania 2006, y sólo superada por Brasil, el único equipo que ha ganado cinco veces esta competición.

La corona mundial festeja, además, la propuesta de Joachim Löw, el entrenador alemán. Una idea a la que lleva ocho años amarrada Alemania. A Löw le gusta que su equipo controle el juego y disponga de la pelota a su antojo, por más que sepa que el rival se encuentra cómodo defendiendo o se esconda demasiado. Ni los contratiempos le hacen cambiar.

Y Joachim Löw los tuvo pronto en la final. O mejor, justo antes de ésta, porque Sami Khedira, uno de los mejores ante Brasil, se lesionó en el calentamiento. La baja del madridista la suplió Christoph Kramer y, a éste, poco más de media hora después, André Schürrle.

“El Maracaná hizo justicia por partida doble. En una final dramática coronó campeón a Alemania y reivindicó al fútbol colectivo y de posesión, como sucedió en Sudáfrica con España, ahora en Brasil. Los germanos, con el último aliento, superaron por la cuenta mínima a una corajuda Argentina, que terminaría dejando la vida en la cancha”, dice el cronista del diario La Tercera de Chile.

No ha sido el Mundial de las Sorpresas, porque Costa Rica, Colombia o Chile hayan tenido un desempeño extraordinario casual. Por el contrario dichas selecciones han demostrado que en el fútbol se impone el juego en equipo, los procesos planificados y donde las estrellas se ponen a las órdenes del equipo.

Por ello, el capitán de la selección alemana de fútbol, Philipp Lahm, dijo este domingo que la clave para el título mundial ha sido tener el mejor equipo, lo que es mucho más importante que tener las mejores individualidades.

"Tener o no a los mejores jugadores individuales da igual, lo que importa es el mejor equipo y lo hemos tenido", dijo Lahm en declaraciones a la cadena de la televisión ARD.

El meta de la selección alemana, Manuel Neuer, atribuyó hoy la conquista del título mundial a la unidad del grupo y a que también los suplentes estaban plenamente identificados con el equipo.

"Hemos sido campeones del mundo porque todos estaban plenamente con el equipo, también los que no jugaron y todos sentíamos su energía", dijo Neuer en declaraciones a la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD).

El partido

Pese a no tener nunca el control del juego, el seleccionado transandino dispuso de tres chances claras para convertir en el primer tiempo. Claro, los errores de posicionamiento y con balón del fondo germano ayudaron a los atacantes argentinos, que gozaron de espacios y chances para liquidar.

Sin embargo, Gonzalo Higuaín falló increíblemente un mano a mano con Neuer, luego quedó fuera de juego tras un gran centro de Lavezzi, y posteriormente no pudo conectar una arropada de Messi desde la izquierda. Higuaín, el héroe ante Bélgica, no podía sacar provecho de esos minutos favorables para Alemania,

Alemania tenía el balón, pero no podía romper la muralla defensiva de Sabella. Tenía metros para avanzar incluso en zona rival, pero caía en la trampa del embudo que tendía Argentina en la última fase. Sin precisión para un pase entrelíneas y con Klose muy bien tomado por Garay y Demichelis, todo parecía supeditado a una escalada de Lahm o algún centro de Müller.

Los otros campeones

Argentina, derrotada hoy en la final de Brasil 2014, ha conseguido dos títulos, logrados como local en 1978 y en México 1986. Los mismos acumula Uruguay, que fue la primera campeona de la historia, en su país en 1930, y protagonizó el mítico Maracanazo en Brasil 1950 contra el equipo anfitrión (2-1).

Con uno figuran Inglaterra, Francia (ambos como locales en 1966 y 1998) y España (ganadora en Suráfrica 2010), que completan la lista de selecciones campeonas en los Mundiales.

Lahm le restó importancia a la dificultad que tuvo Alemania para romper el cerco argentino y dijo que el equipo en ningún momento había tenido presión por el favoritismo.

"Sabíamos que no es normal que en una semifinal o una final de un Mundial no es normal estar ganando 5-0 después de 30 minutos", dijo haciendo referencia a la semifinal contra Brasil.

Agencias

0 comentarios:

Archivo