martes, 6 de mayo de 2014

Sport Boys y Aurora no puedieron vencerse 1-1

La torrencial lluvia caída sobre todo el departamento de Santa Cruz desde las siete de la mañana, obligó a jugar un partido fuera de lo común en el fútbol boliviano entre Sport Boys y Aurora, ya que se los disputó en una cancha anegada y llena de barro.

Como pocas veces se tiene la oportunidad de ver en el país, el compromiso presentó el desafío para los jugadores de mantenerse de pie, para después tratar de dominar la pelota.

En medio del agua, el esférico parecía tener vida propia, ya que tras los toques de los jugadores iba por el camino marcado por el agua.

En medio de esa complejidad, Ovejero, a los 17 minutos, marcó el uno a cero a favor de los locales.

También el barro jugó un papel importante, ya que frenó el balón y en varias oportunidades malogró oportunidades de gol.

Aurora, sin embargo, no dio por perdido el compromiso y a los 81 minutos Díaz anotó el tanto de la igualdad.

A partir de ese momento ya los esfuerzos de ambos planteles fueron vanos por aumentar el marcador, que además se dedicaron a mantener el resultado para evitar una derrota.

Erbol

0 comentarios:

Archivo