martes, 20 de mayo de 2014

Arranca funcionamiento de Línea Amarilla del Teleférico

El gerente ejecutivo de la empresa estatal MiTeleférico, César Dockweiler, presentará hoy los avances de la Línea Amarilla y sus 169 cabinas en la Estación Mirador, situada en Ciudad Satélite, en El Alto. Este ramal es el más largo del teleférico La Paz-El Alto, ya que tiene una extensión de 3.883 metros (m). Le sigue la Línea Verde con 3.830 m y la Roja, con 2.664 m.

La línea parte de la Estación Mirador, de Ciudad Satélite, y su primera parada intermedia se encuentra en la calle Moxos y la avenida Buenos Aires (Estación Buenos Aires, en La Paz), la segunda en la confluencia de las calles Méndez Arcos y Cervantes (Estación Sopocachi, La Paz), y termina en la Curva de Holguín del barrio de Obrajes (Estación Libertador, La Paz).

Dockweiler explicó que entre la primera y segunda estación ya fue tendido el cable y no se requirió el uso de un helicóptero. También adelantó que las 31 torres fueron liberadas y el parqueo de cabinas, ubicado en El Alto, ya fue construido. “El porcentaje de avance de las obras y otros detalles serán dados a conocer mañana (hoy)”, precisó el gerente ejecutivo.

En estaciones de Línea Roja circularán 180 vehículos/hora

Por las bahías del intercambiador modal de la Estación Central de la Línea Roja circularán hasta 180 motorizados por hora informó el gerente ejecutivo de la estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, quien posesionó a seis gerentes de área y presentó la Unidad de Seguridad.

“Estamos culminando los trabajos para la apertura de una vía de dos carriles que pasará por esta estación. Se habilitarán ocho bahías para que los vehículos se estacionen. Tomando en cuenta que pueden permanecer de 15 a 30 segundos, podrán ingresar 180 coches por hora”, añadió.

El ramal rojo tiene otras dos estaciones: 16 de Julio (El Alto), que tendrá ocho bahías de intercambio modal y Cementerio (La Paz), con seis. El sistema de transporte por cable es un proyecto en que el Gobierno nacional invierte $us 234,6 millones. El sistema tiene tres ramales, identificados con los colores de la tricolor boliviana: rojo, amarillo y verde.

El primero —que está próximo a iniciar operaciones— parte de la Estación 16 de Julio (avenida Panorámica de El Alto), se dirige a la Estación Cementerio (avenida Entre Ríos) y termina en la Estación Central, exestación de ferrocarriles, en La Paz.

Aunque aún se desconoce la fecha en la que comenzará a operar la Línea Roja, la empresa acelera los trabajos en las estaciones y avanza en su adecuación organizacional. Los trabajos en las áreas exteriores de la Estación Central ingresan a su fase final, según observó este diario ayer. Dockweiler explicó que una vez que se termine la habilitación de la nueva vía, se procederá a pavimentar toda el área, lo que no tomará más de 48 horas.

“En esta primera parte se quiere terminar con los trabajos y habilitación de la vía para el ingreso de los vehículos. Para el futuro se planificará la interconexión vial. Por ejemplo, se está pensando en pasajes peatonales que conecten con la Buenos Aires, la Uyustus o la Terminal”, apuntó. De las tres estaciones de la Línea Roja, dos de los tres intercambiadores modales funcionarán sin inconvenientes: el de la 16 de Julio y el de la Estación Central.

La conclusión del intercambiador interno de la Estación Cementerio demorará todavía un par de semanas, debido al traslado de ductos de los predios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) donde se halla esta parada. No obstante, estará habilitado un intercambiador modal sobre la avenida Entre Ríos.

Para terminar de consolidar la estructura de la empresa estatal, ayer se posesionó a los gerentes de Planificación, Administración, Financiero, Legal, de Proyectos, Operaciones y Mantenimiento y de Comunicación y Relaciones Públicas.

La firma opera actualmente con 160 personas, la mitad son administrativos y el resto personal operativo de los ramales rojo y amarillo. También fue presentada de manera oficial la Unidad de Seguridad de Mi Teleférico, conformada inicialmente por 13 agentes policiales quienes resguardarán la seguridad ciudadana dentro de las instalaciones del nuevo sistema de transporte.

“Nosotros solo habíamos solicitado seguridad ciudadana, pero la Policía decidió crear una nueva unidad policial. Ellos trabajarán en los espacios del transporte por cable y estarán en servicio las 24 horas en las estaciones del Teleférico”, recalcó el gerente de la empresa.

Empleados, bajo la ley general

Los trabajadores de la Unidad de Transporte por Cable fueron absorbidos por la estatal Mi Teleférico. Los tres primeros meses trabajarán como eventuales. Una resolución biministerial creará los ítemes, el contrato se hará en el marco de la ley laboral.

La Razón

0 comentarios:

Archivo