miércoles, 23 de abril de 2014

Hace 44 años, fue iniciado el proceso autonómico alteño

El 23 de abril de 1970, la Ordenanza Municipal 16/70 de la Alcaldía Municipal de La Paz, creó la Sub Alcaldía de El Alto de La Paz, y con ello, el inicio de un fecundo proceso descentralizador y autonómico de la Ciudad de El Alto.

Ese hecho, debe ser considerado como el principio de una trayectoria que, demandó 15 años, para llegar a 1985, ocasión en que se logró la autonomía administrativa, técnica y de gestión, a través de la Ley 728 del Congreso Nacional, que creó la Cuarta Sección de la provincia Murillo, con su capital El Alto.

La parte resolutiva de la citada ordenanza, también instruyó: “la Dirección del Tesoro Municipal organizará las oficinas para el Sub Tesoro Municipal de El Alto...”, y para el efecto, no fueron ni media decena los funcionarios designados, para implementar la nueva categoría jurídica, en que incursionaría la población alteña.

A principios de ese año, los dirigentes de la Sub Federación de Juntas Vecinales de El Alto de La Paz, visitaron al presidente de la República. Alfredo Ovando Candía, ocasión que fue aprovechada para plantearle la creación de una sub alcaldía en la meseta paceña. Planteamiento que se enmarco en el ya característico espíritu aleño, que al parecer no ha cambiado desde ese entonces: justiciero, cívico, reivindicacionista, descentralizador y autonomista; propuesta que fue acogida positivamente, por el primer mandatario.

El 3 de mayo de 1970, es decir 10 días después de aprobada la citada Ordenanza, el “Presidente del Gobierno Revolucionario”, Gral. Alfredo Ovando Candia, con motivo de entregar esa disposición municipal, visitó a la población alteña, concentrada en las áreas de la cancha de fútbol de la “Ralway” (Empresa de Ferrocarriles de la The Bolivian Railway Co.), inmediaciones del actual Templo Amor de Dios, de la zona 16 de Julio. La comitiva oficial, la integraron también, el alcalde de La Paz, Gral. de Ejército, Hugo Suárez Guzmán, el Oficial Mayor, Floren Sanabria y otras autoridades de Estado; los primeros recibieron distinciones por la población organizada, encabezada por Manuel Chávez Ticona, dirigente que formó parte del Concejo Central de Vecinos, fundado en 1957, promoviendo la formación más después, la Sub Federación de Juntas Vecinales en 1966, dirigiéndolo desde ese entonces.

Sin pretenderlo, la creación de la Sub Alcaldía con esa Ordenanza, el 23 de abril de 1970, y la respectiva posesión del primer sub alcalde de El Alto de La Paz, Jaime Machicao Vásquez, se constituyeron en las piedras fundamentales, para detentar las características que actualmente cuenta la Ciudad de El Alto, sustentado en su “estatuto oral autonómico”: “El Alto de pie, nunca de rodillas”.

El alcalde de La Paz, premonitoriamente, sentenció en ese momento histórico, cuyas palabras también se tornaron históricas: “cuando una población crece, incrementa sus necesidades, y por tanto, se hace necesario descentralizar sus actividades comunales, para dar una mayor y mejor atención a los problemas que confrontan”.

Manuel Chávez Ticona y Juan Cruz Mamani, principales dirigentes vecinales, a nombre de la Sub Federación de Juntas Vecinales de El Alto de La Paz y de las 17 juntas vecinales, como un gesto de agradecimiento a los visitantes, impusieron sendas condecoraciones; declarando a Ovando Candia “Gran protector de El Alto”, al alcalde Suárez Guzmán “Gran impulsor de El Alto” y al Oficial Mayor de la Alcaldía de La Paz: “Hijo predilecto de El Alto”.

A la culminación de ese acto histórico, la masiva concentración de la población, escucho las palabras de Su Excelencia, quien pretendiendo interpretar la situación socioeconómica del país, en especial de la alteña, enfatizó: “la causa de nuestro atraso es la dependencia de nuestra economía y a la marginalidad de la sociedad boliviana...”.

La Banda Municipal de Músicos “Eduardo Caba”, fue la que se encargó de amenizar la posterior algarabía de las autoridades, invitados, dirigentes y vecinos altopaceños, por este augusto motivo.

Exactamente, un año después, el presidente del país, Gral. Juan José Tórrez Gonzáles, entregó un rústico inmueble para el funcionamiento de la Sub Alcaldía y, una minúscula maquinaria para intentar satisfacer las necesidades de la población.

El 15 de julio de 1982, el presidente de la República Gral. Div. Celso Torrelio Villa, aprobó el Decreto Supremo 19062, que resolvió: “...la creación de la Alcaldía Distrital de El Alto, como Modelo Institucional Piloto con autonomía de gestión”. Estas disposiciones autonomistas, fortalecieron a la población alteña a proyectarla en sus gestiones posteriores, condiciones que las explotó hasta alcanzar las dimensiones que actualmente cuenta.

Probablemente, con esta última disposición, ya se advertía la consumación del ideal alteño: la descentralización y por ente la autonomía. Objetivo logrado en marzo de 1985, durante el Gobierno del presidente Constitucional de la República, Hernán Siles Zuazo.

Sin embargo, la autonomía económica, es la que aún resta conseguirla, es decir, el control pleno de los recursos generados por los peajes carreteros, las tasas del Aeropuerto Internacional, las divisas procedentes por la exportación de las manufacturas, el control del régimen impositivo de los grandes contribuyentes, etc. Cumplida con esta reivindicación, la Ciudad de El Alto, lograría, y en el tiempo record, con relación a otros municipios, la autonomía plena.

Concretamente, los dirigentes vecinales del pasado como Manuel Chávez, Juan Cruz Mamani, Raúl Urquizo, Guillermo Gutiérrez, Jorge Flores junto a dirigentes meritorios, cívicos e identificados con la causa alteña, sentaron las bases de la institucionalidad y la proyección autonómica para la Ciudad de El Alto.

FOTO Agradecimiento.- Manuel Chávez Ticona, presidente de la Sub Fejuve de El Alto de La Paz, impone la Medalla “Gran Protector de El Alto” como gesto de agradecimiento al presidente de la República, Gral. Alfredo Ovando Candia.

Johnny Fernández Rojas
Periodista e historiador alteño

0 comentarios:

Archivo