miércoles, 23 de abril de 2014

Deceso de estudiante, motivó funcionamiento de la FES de El Alto 1988

“El viernes 22 de abril de 1988, representantes estudiantiles de más de una veintena de unidades educativas, decidieron poner en marcha a la Federación de Estudiantes de Secundaria de El Alto, como consecuencia del deceso de un estudiante”, dijo el historiador alteño, Johnny Fernández Rojas.

El movimiento surgido un año antes a esa fecha, sirvió de antecedente para contar con un ente de defensa y protección al estudiantado, agregó Fernández Rojas, que también participó en esas sesiones preparatorias.

Sin embargo, el hecho que aceleró la formación de la entidad estudiantil, fue la muerte de Reynaldo Montoya Siles, de 15 años de edad del Colegio Juan Capriles. El 8 de abril de 1988; el citado adolescente junto a sus compañeros, participó de las protestas sociales contra la descentralización educativa, y en circunstancias hasta ahora confusa, se dijo que recibió una golpiza de los efectivos policiales, en inmediaciones de La Ceja. A raíz de las lesiones producidas, Montoya Siles falleció dos días después.

Las inmediatas reacciones de repudio de la COB, FEJUVE-El Alto, CUTAL, Asamblea de Derechos Humanos, del magisterio y de la propia unidad educativa, auspiciaron un ambiente apropiado para la creación de la Federación de Estudiantes de Secundaria de El Alto.

El 19 de abril, se sostuvo una reunión en el Colegio Ballivián, donde se determinó un nuevo encuentro constitutivo en el Teatro Municipal, para el siguiente 22, recordó el historiador.

La Directiva, fue integrada por 14 estudiantes de diferentes colegios, presidida por el secretario Ejecutivo, Simón Sergio Choque del Colegio Capriles; Secretarios Generales (fiscal) René Mamani del 12 de Octubre, (particular) Carla Pereira, Gabriel René Moreno, (fiscal técnico) Jorge Burgoa, del Mejillones; secretario de Organización, Freddy Vargas del Eufrasio Ibáñez, entre otros.

Sin embargo, esta creación fue rechazada por la FES de La Paz, debido a que su estructuración, fue apadrinada por el MIR que administraba la Alcaldía alteña, mientras que la Confederación del área, deslindó responsabilidades

Con el propósito de continuar con las protestas antigubernamentales, la dirección de nuevo ente, determinó una marcha masiva estudiantil para el 28 de abril, en cuyas acciones también hubo enfrentamientos. Marcial Aranda, Juan Carlos Apaza Quispe y Orlando López, del Colegio Capriles, guardaron detención por los efectivos policiales, afirmaron los flamantes dirigentes de ese entonces, finalizó el historiador Fernández.

Johnny Fernández Rojas
Periodista e historiador alteño

0 comentarios:

Archivo