viernes, 28 de marzo de 2014

El Tigre empató frente a Universitario

The Strongest hizo aparecer anoche la garra del Tigre y después de ir perdiendo por dos goles de diferencia (3-1) le igualó al peruano Universitario de Deportes (3-3), un resultado que lo pone a tiro de alcanzar la clasificación a octavos de final a falta de la última batalla, que deberá librar y ganarla frente al brasileño Atlético Paranaense el 8 de abril —el día de su 106° aniversario— en La Paz.

Cuán importante es no darse por vencido y jugar, con agallas, mientras quede tiempo, y por eso a los 90’ llegó el tanto del empate, obra de Reinoso en la puntada final, pero del equipo en general que apuntaló hacia adelante sin desmayar, creyendo que no estaba perdido y que aún podía.

El gualdinegro jugó mal el primer tiempo, lo hizo lejos del orden táctico que le había caracterizado en sus salidas en esta Copa, se defendió con demasiadas brechas de mitad de campo para atrás, dejó muy libres a sus rivales, y más por errores propios que por virtudes del rival recibió un par de goles en ese periodo y otro en el primer cuarto de hora del segundo, que a esas alturas parecía lapidario.

Pero el Tigre —a pesar de la adversidad— levantó su espíritu luchador, mejoró su juego y, poniendo mucho énfasis a su dominio en el centro del campo de juego, logró arrinconar a la “U”, se afirmó decidido a lograr lo que había ido a buscar —por lo menos un punto— y batalló hasta el final para arañar el punto que es de oro, porque lo pone muy cerca de octavos.

Hizo olvidar su peor primer tiempo de todos en esta Copa, en el que quizás entre la idea de no solo defenderse sino de salir a atacar, el equipo se estiró demasiado y fue entre sus líneas muy separadas en donde la “U” se movió y de ello sacó tajada. Ruidíaz abrió la cuenta a los 28’, tras una pérdida de balón de los atigrados en la mitad de la cancha.

El empate vino casi de inmediato (31’) luego de un penal fallado por Escobar, pero la fortuna hizo que tras varios rebotes la pelota pegara en Chávez y batiera su portería. El dominio de Universitario, mientras The Strongest seguía jugando desordenado, terminó en otro gol a los 38’, convertido por Gonzales. Y a los 57’, mediante otro penal, Gómez amplió más la cuenta.

Pero hecho de una raza para sobrevivir, el Tigre peleó, fue superior y a los 65’ se acercó en el score con un cabezazo de Cristaldo y, después de fallar algunas otras opciones, con merecimientos, Reinoso halló —tras previa jugada de Cristaldo y Escobar— el gol que puede valer más de un empate.

La figura - Ernesto Cristaldo

Influyó el espíritu luchador de Cristaldo, recuperó y después se fue al ataque. Hizo un gol clave y luego propició el tercero.

El árbitro - Bien

Hernando Buitrago estuvo bien ubicado las dos veces que cobró penal, no fueron faltas para ‘matar’ a nadie, pero existieron.

Los datos

A favor

En un forcejeo, Chumacero cayó trabado, penal. Escobar tiró y el arquero le tapó, pero por suerte, tras los rebotes, vino el autogol y el empate parcial.

En contra

El 3-1 para la “U” fue mediante un penal. La falta también existió. Parada empujó a un rival y el árbitro no se equivocó.

Ese espíritu

En la segunda parte, The Strongest atacó y atacó, no siempre ordenado. Y los goles de Cristaldo y de Reinoso fueron un premio a su persistencia.

La Razón

0 comentarios:

Archivo