domingo, 23 de marzo de 2014

23 de marzo: Día de la Reivindicación Marítima de Bolivia

Este 23 de marzo, día de la Reivindicación Marítima en el País, diferentes instituciones hicieron llegar ofrendas florales a los pies del monumento a Eduardo Abaroa en la plaza del mismo nombre en la ciudad de La Paz.

Al promediar las 10.00 horas el presidente Evo Morales arribó a plaza Abaroa para conmemorar los 135 años de enclaustramiento marítimo tras lo que se denominó una invasión chilena en 1879.

“En este día saludo la lucha, rebeldía y resistencia de nuestro pueblo que durante más de un siglo no renunció ni renunciará a la paz, integración y a nuestro retorno soberano al océano pacífico”, dijo a tiempo de iniciar su discurso alusivo a la fecha.

En medio de la demanda interpuesta ante La Haya contra Chile, Morales calificó este 23 de marzo de 2014 como un día “especial”, toda vez que se buscan soluciones sin confrontaciones “buscamos solución pacífica a la injusticia histórica, somos naciones que recuperaron la democracia en favor de los pueblos. Este 23 de marzo soplan vientos de paz y esperanza entre pueblos que saben reconocer sus temas pendientes pero que se respetan y someten en espacios de justicia internacional”.

A tiempo de conmemorar esta fecha, el Jefe de Estado ratificó la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), seguro de su “efectividad” en pro de “restituir los derechos históricos de los pueblos, “el solo haber presentado la demanda es un acto de justicia”, dijo a tiempo de manifestar que si bien existen temas pendientes, deben ser resueltos. Destacó que Bolivia nunca hizo algo “tan claro y concreto” en defensa de su derecho de un acceso soberano al mar.

En ese marco, Morales aseguró que el país “cumplirá y respetará los procedimientos legales establecidos” en La Haya, en esa línea ratificó que este 17 de abril se presentará ante la CIJ la memoria establecida, misma que habría sido trabajada “con la mayor responsabilidad y compromiso, con el orgullo de ser Boliviano y de superar esa amarga historia”.

El Presidente aseguró que el mar de los bolivianos pertenecerá a los pueblos, “que el océano sea soberano de todos los pueblos de mundo. Bolivia sabe qué es no tener acceso soberano al mar. Bolivia ha sufrido y sufre y por ello en su propia experiencia Bolivia proclama que ningun estado a nivel mundial debe estar privado de un acceso soberano al mar. El mar que Bolivia tenga no será privatizado no será de propiedad privada. El mar de Bolivia será un mar abierto para los pueblos del mundo, no será un botín de guerra, será pacifista”, enfatizó en su parte central.

Asimismo, anunció que su gobierno nunca renunciará al diálogo, por lo que auguró éxitos en las negociaciones con su homóloga recién posesionada, Michelle Bachelet.

“Si un dictador como Pinochet propuso una salida al mar para los bolivianos en los años 70, esperamos que con un gobierno democrático y socialista se pueda hacer realidad este derecho en pleno siglo XXI”, refirió a tiempo de aseverar que aún quedan termas pendientes como el tratamiento del rio Lauca, los manantiales del Silala, el “gran daño económico” que sufrió Bolivia por la pérdida de litoral y el “trato degradante y humillante” al que son sometidos los importadores, exportadores y transportistas bolivianos.

Radio Fides

Archivo