viernes, 21 de febrero de 2014

The Strongest hizo bailar cueca a Universitario 1-0: Copa Libertadores 2014

El Tigre destrabó con un lindo gol del chico Diego Wayar un empate que, mientras estuvo en la pizarra, no reflejaba la realidad de lo que sucedía en la cancha del Siles, y por eso el triunfo sobre el Universitario de Deportes peruano (1-0) es merecido, lo que le permite al boliviano sumar sus tres primeros puntos en el grupo 1 de la Copa Libertadores con el esencial detalle de haber hecho respetar de entrada su casa.

El gol tardó en llegar (26’ de la segunda parte), pero no hizo otra cosa que ponerle justicia al encuentro, por lo que el atigrado hizo en buena parte de él, sobre todo en el segundo tiempo, cuando “borró” a su adversario y provocó que la cancha se inclinara hacia el arco de Carvallo.

En esa segunda mitad, Chumacero pudo abrir la cuenta pero el golero se lo impidió, a Escobar lo propio; Cristaldo tiró apenas desviado y hasta Parada tuvo alguna chance con una llegada hasta el fondo; finalmente, tras una guapeada del capitán, y un rebote con suerte del balón en un jugador de la defensa peruana, la pelota le llegó a Wayar —después de que él había iniciado la jugada—, y el lateral le pegó con alma y vida para ponerla en el segundo palo, inatajable para el guardameta que previamente había sofocado varios incendios.

Después el Tigre incluso pudo ampliar el marcador y ganar con una diferencia más propia de su supremacía, aunque no hay que olvidar que al comenzar el juego la historia pudo haber sido otra en esa primera etapa.

Y es que de milagro The Strongest no recibió un gol en los primeros 20 minutos, lapso en el que Universitario dispuso —de contragolpe— de por lo menos tres claras opciones para convertir. Fernández —el tercer arquero stronguista que atajó por ausencia del titular y su suplente— le tapó una a Luna, y en otras dos Olascuaga las desperdició, una frente al arquero y otra con el arco a disposición.

Mientras el Tigre se gastaba con la pelota en sus pies, presionando arriba —lo que hizo bien— para recuperarla, aunque sin tener profundidad, los huecos que dejaba de mitad de cancha para atrás eran aprovechados por la “U”, que dispuso de tremendas posibilidades sin convertir ninguna.

La cosa cambió a la larga, el Tigre hizo un gol, obra de Alfaro (29’), pero el árbitro y compañía dijeron que no fue, y a partir de ahí (Soliz cabeceó y el arquero sacó de casualidad) todo fue de The Strongest, sin ser un dechado de virtudes, pero con lo suficiente como para merecer y a la larga conseguir la victoria.

La figura - Enrique Parada

La salida más clara por las bandas fue por su lado, generó mucho peligro (de su pase llegó el gol que el árbitro no convalidó) y no fue una sino varias veces.

El árbitro - regular

Entre el árbitro Julio Quintana y su asistente Carlos Cáceres no convalidaron un gol legítimo, además muy claro; y sobre todo el línea cometió otros errores.

Los datos

Sorpresas

La presencia en el equipo del arquero Fernández estaba cantada; en cambio, el DT Villegas sorprendió poniendo a Chumacero y sobre todo a Wayar. Le salió redondo porque el lateral hizo el gol del triunfo gualdinegro.

Jugó bien

A propósito de Fernández, no lo hizo nada mal, a pesar de que tiene poco ritmo de competencia. Se mostró sereno y estuvo solvente. De entrada tapó una pelota difícil, se afianzó y después tuvo otras acciones de mérito.

La Razón

0 comentarios:

Archivo